Posteado por: Concha Huerta | 20/07/2016

O’Keeffe en el Tate

Paseo por el Southwark. Cruzo el puente del Millenium hasta la antigua central eléctrica reconvertida en el Museo de Arte Moderno. Coronado con una alta chimenea, el Tate Modern acaba de estrenar ampliación, una pirámide de ladrillo diseñada también por Herzog & Meuron, los responsables del proyecto inicial en el 2000.

Cruzo la sala de turbinas, escenario de algunas exposiciones memorables, y me dirijo a la tercera planta donde el Tate Modern expone la obra de la norteamericana Georgia O’ Keeffe. Una artista poco conocida aquí, en Gran Bretaña no se conservan cuadros suyos. Una oportunidad única para disfrutar de esta pionera del modernismo.

Georgia O’Keeffe, tuvo una larga vida, falleció a los 98 años en Nuevo Méjico y se convirtió en la artista femenina más relevante en los círculos del Avant-garde norteamericano junto con su marido el fotógrafo Alfred Stieglitz. Esta exposición celebra los 100 años de su debut en la galería de su marido en Nueva York.

“Tengo ideas en mi cabeza que no se parecen a nada de lo que nadie me ha enseñado- formas e ideas tan cercanas… He decidido empezar de nuevo- deshacerme de todo lo que me han enseñado… Comencé con carboncillo y papel y decidí no utilizar ningún color hasta que no me fuera posible hacer lo que quiero hacer en negro y blanco”.

En la entrada encontramos las primeras obras que realizó cuando trabajaba como profesora de arte en Virginia y Texas. Algunos dibujos en blanco y negro que formaron parte de su primera exposición “291”. Y las primeras acuarelas que la caracterizarán como una gran paisajista. “Pinto porque el color es un lenguaje importante para mi”.

En la segunda sala, encontramos sus primeros cuadros al óleo. Un interesante trabajo de abstracción basado en la sinestesia. La relación entre la forma y la música, el color y la composición, y sus primeras abstracciones de flores. Y la famosa Líneas grises con blanco, negro y azul que tanta polémica suscitó en la época.

id_027_web_1

Georgia O’Keeffe. Líneas grises con blanco, negro y azul. 1923

En la sala cuarta Calle de Nueva York con luna, una de mis favoritos. En 1918, O’Keeffe se mudó a Nueva York donde se casó con Stieglitzel en 1924. La gran ciudad impregna sus lienzos en el resto de la década. En la quinta, encontramos obras inspiradas en el lago George donde la familia pasaba veranos y otoños. “Aquí me siento suavizada por el verde”. Su paleta se tiñe de verdes, castaños y dorados y sus lienzos de árboles, nubes y hojas.

newyorkwithmoon

Georgia O’Keefe. Calle de Nueva York con luna. 1925

En la sala sexta sus famosas flores pintadas hasta la década de los 50. Las primeras composiciones semi abstractas, como las delicadas calas, darán paso al realismo de flores ampliadas a tamaño gigante que permiten desvelar toda su belleza. Al fondo de la sala, Jimson weed/ White flower de 1932, que ostenta el récord de haber alcanzado el mayor precio en subasta por una artista, 44.4 Mll de dólares.

A mitad de los años treinta O’Keeffe descubre Nuevo Méjico. Pronto se ve seducida por la tierra y los colores del desierto, por los huesos del ganado que salpican las arenas, por las costumbres de los nativos. Comienza a pintar series de paisajes con distintas luces siempre explorando los sentimientos que le suscitaban. Las vistas desde los aviones de ríos y nubes le sirven de material para sus últimas obras.

9229-lot-11-okeeffe-jimson-weed

Georgia O’Keeffe. Jimson weed/ White flower. 1932

Georgia O’Keeffe. Tate Modern. Londres. Del 6 de julio al 30 de octubre de 2016

Posteado por: Concha Huerta | 07/07/2016

Londres, julio

Llego a casa agotada después de varios retrasos y de esperar a las maletas casi 1 hora.  El aeropuerto atestado de gente. Ya se sabe que en julio y agosto viajar es complicado. En casa abro la ventana y una brisa fresca renueva la sala, los 18 grados se agradecen después de los 35 grados de Madrid estos últimos días.

Al día siguiente me despierta la luz a las 5.am. Se nota que estamos más al norte. M está muy ocupada, apenas la veo hasta la cena. Una visita al físio. Tuve que subir y bajar varias escaleras cargando con la maleta. La línea directa a casa estaba cortado por obras. Con habilidad Jill deshace contracturas y extiende tendones y músculos. Para mí ir al físio es como pasar una “revisión” de chapa y pintura.

A la mañana siguiente, algo dolorida, me aventuro al parque Victoria para hacer un poco de ejercicio. La brisa sobre la hierba fresca me levanta el ánimo. Los jardines de mis vecinos inundados de rosales salvajes. Recibo un mensaje de mi madre. La pobre en Madrid sigue cocida. Yo cada vez llevo peor el calor. Así que pasar julio al fresquito en Londres al final no va a ser mala idea.

En la agenda, dos exposiciones y una visita a la costa. Queremos aprovechar el buen tiempo para conocer un poco mejor nuestra zona. Espero que el tiempo se mantenga y no llueva mucho. La semana pasada me dice M que no paró de llover ni un día. Londres, Madrid, tan lejos, tan cerca. Ahora un poco más lejos por el Brexit, qué pena.

DSC_0741

Londres. 5 am. Foto: C. Huerta.

Posteado por: Concha Huerta | 30/06/2016

Caravaggio en el Thyssen

Última semana de junio. Trabajo, familia, amigos. La agenda al completo tras una larga temporada en Londres. El verano se estrena en Madrid con energía. Una brisa cálida serpentea entre aceras salpicadas de terrazas. El sol omnipresente eleva las temperaturas por encima de los 35 grados. La horchata y los granizados de limón dan un respiro.

Aprovecho para acercarme al Thyssen y me reencuentro con Caravaggio, el pintor lombardo del que El Palacio Real también expone obra este verano. La exposición se centra en el valor de su obra como inspiración para los pintores de la Europa del 1600. Holanda, Flandes, Francia se rindieron ante la maestría de sus claroscuros y la vitalidad de sus lienzos.

Caravaggio llega a Roma en 1592 y comienza a retratar escenas cotidianas, como el Muchacho pelando fruta o la Buenaventura hasta que llama la atención del cardenal Del Monte que le toma bajo su protección y le encarga los cuadros para la Iglesia de San Luis de los Franceses. Cuando termina hacia 1600, Caravaggio se convierte en el pintor de moda en Roma. Su carácter levantisco y su afición a las reyertas le llevarían al exilio y a una muerte incierta.

La Santa Catalina de Alejandría, joya del Thyssen, el Muchacho mordido por una lagartija, el San Juan Bautista en el desierto, son algunas de las obras maestras que se pueden admirar en este recorrido.

Por aquella época el joven Rubens llega a Roma ansioso de conocer nuevas técnicas. Aunque de temperamentos distintos, Caravaggio y Rubens compartirán una energía similar que les permitirá romper con las rígidas normas que imperaban en la pintura a finales del s. XVI.

Como Rubens, otros artistas viajaron a Roma para conocer su obra. Entre ellos Dirk van Baburen, Hendrick Ter Brugghen, David de Haen y Gerrit van Honthorst, Nicolas Régnier y Louis Finson o Simon Vouet, Claude Vignon, Nicolas Tournier y Valentin de Boulogne.  Acogidos por mecenas de la época que habían reunido una colección importante de obras de Caravaggio, volverían más tarde a su tierra, en  Utrecht o Francia, para seguir la senda del maestro.

STACATALINA

Michelangelo Merisi de Caravaggio. Santa Catalina de Alejandría. 1597.

Caravaggio y los pintores del norte. Museo Thyssen-Bornemisza. Madrid. Del 21 de junio al 18 de septiembre de 2016.

Posteado por: Concha Huerta | 16/06/2016

The Spoils

Ayer fuimos a ver la obra que el actor y escritor americano Jesse Eisemberg acaba de estrenar en el West End. The Spoils comenzó su andadura el año pasado en Broadway y ahora incorpora a dos británicos al casting. Se trata de una comedia agridulce sobre un joven rico que intenta sin éxito encontrar el amor y una carrera.

Ben vive en un apartamento de lujo en Manhattan, regalo de su padre, con un estudiante nepalí al que ha acogido y considera su único amigo. Expulsado de la universidad, vive sin un objetivo hasta que se encuentra con un antiguo compañero de colegio, que le comenta que va a casarse con la chica que fue su primer y único amor.

Egocéntrico, lleno de inseguridades y sueños absurdos, Ben, interpretado por el propio Eisemberg, no le cae bien a nadie y menos a la novia de Kalyan, interpretado por Kunal Nayyar,el único que consigue calmarle tras sus ataques de pánico. Cuando el amigo del colegio aparece con su novia, los sentimientos de Ben explotan.

Eisemberg borda este tipo de personajes, el mismo ha confesado que prefiere escribir sobre sus debilidades que ir al psiquiatra. Kunal Nayyar esta sobresaliente, en la línea de su papel en The Big Bang Theory, curioso verle en escena, como también sorprende Alfie Allen de Game of Thrones, en su debut en las tablas. Katie Brayben borda a la novia, no hay que olvidar que ya ganó un Olivier por su interpretación en Beautiful.

The Spoils es una obra inteligente con actuaciones sobresalientes. Por una vez las celebridades se han hecho con un merecido espacio en el West End. Una obra interesante para este verano en Londres.

the spoils

The Spoils de Jesse Eisenberg. Trafalgar Studios Studio 1. Londres. Hasta el 13 de agosto de 2016.

Posteado por: Concha Huerta | 10/06/2016

God save the Queen

10 de junio, 9 de la mañana. Todo preparado en la Catedral de St Paul para recibir a la Reina Elizabeth II. Este fin de semana continúan las celebraciones de su 90 cumpleaños que comenzaron el 21 de abril, fecha real de su nacimiento. Además coincide con el 95 aniversario del Duque de Edimburgo. Los británicos tienen reyes para largo.

Las calles de Londres enarboladas de banderas muestras orgullosas el cariño de este pueblo por una reina que les acompaña desde hace casi un siglo y que ha superado el año pasado los años del reinado de la también longeva reina Victoria, convirtiéndose en la soberana que ha reinado más años en Gran Bretaña. Todo un record.

Mañana sábado se celebra la parada militar Trooping the color, una tradición que celebra oficialmente el nacimiento de los monarcas británicos desde 1760. Su majestad la Reina Elisabeth II pasara revista a las tropas para terminar admirando una exhibición aérea de las RAF desde el balcón del palacio de Buckingham junto a toda su familia.

Y el domingo, el parque de St James se transformara en la mayor fiesta callejera de su historia para celebrar el patrocinio de la Reina de más de 600 causas benéficas a lo largo de sus 63 años de reinado. Un broche de solidaridad para unas celebraciones que como no podría ser de otro modo serán verdaderamente únicas. God save the Queen.

london june 2016

Regent Street, 10 de junio de 2016. Foto: C.Huerta

Posteado por: Concha Huerta | 02/06/2016

GLENN

Aria
Ellos no te conocen como yo. Por espacio de unos minutos te encuentras desorientado. Lo sé. Perdido. A oscuras en el laberinto de una ceguera que nada tiene de visual. Por ello, para no aventurar un paso en falso, tus pies orbitan alrededor del piano: un Yamaha tan negro y lustroso que asemeja un espejo.

Así comienza Glenn, la biografía que Alejandro Castroguer dedica a Glenn Gould, el pianista canadiense, famoso por sus excentricidades y por las 2 grabaciones que hizo de las variaciones Goldberg con 24 años y con 48, nunca superadas, que ahora acompañan mi lectura.

Lo primero que llama la atención de la novela es su estructura. Entre dos arias, treinta capítulos de extensión idéntica que desvelan la vida y pasiones de este genio marcado por el amor a la música. La misma estructura de las variaciones Goldberg que Bach compusiera en 1741. Un encargo del Conde Keyserlingk para que el clavicordista  Goldberg, destacado alumno de Bach, lo entretuviese durante sus largas noches de  insomnio.

Hablan las manos, pues no paran quietas. pero también sus ojos, que cartografían todo cuanto le rodea: los haces de cables, el ataúd que es el Steinway, las luces, las sombras de quienes van y vienen en torno suyo, esas pisadas que orbitan a su alrededor. Todavía no se atreve a mirar a nadie. Le basta con sentirlos al otro lado de la timidez. 

Castroguer combina dos voces, la de un narrador demasiado implicado en la genialidad de este pianista y la del propio Glenn imaginada tras una documentación exhaustiva. Porque a pesar de tratarse de un cuento, como el mismo lo define, se trata sin duda de una de las mejores y más fieles a aproximaciones a la vida del artista.

Tantos años después la música de Bach sigue siendo esa isla a la que corro a esconderme cuando flaquean la voluntad y el ánimo. En ella cabe todo: la desazón, la desconfianza, los temores que he ido acumulando . Todos los naufragios del mundo. Bach como fondeadero. Puerto en mitad de la tormenta. Último refugio.

Confieso que Glenn Gould me sedujo desde que descubrí su interpretación tan personal de las variaciones Goldberg. La música brotando como un manantial en primavera. La transformación de su cuerpo a través del piano, la extraña silla sobre la que se balanceaba en éxtasis mientras Bach fluía por sus venas. Os regalo al final unas imágenes para que tambien podais disfrutarla.

Ahora he podido acercarme al día a día del maestro canadiense. Un ser frágil e huidizo, enamorado de los coches, los animales y la música, que resplandecía junto a su querido Yamaha, perfecta sintonía entre hombre e instrumento, que gracias a esta magnífica biografía de Alejandro Castroguer, se hace más viva que nunca.

Y es que solo otro artista, como el propio Castroguer, podía imaginar con tanta agudeza los entresijos del alma de Glenn Gould, el pianista más admirado del pasado siglo. Merecidísimo Premio Jaén de Novela.

Aria… Se que lo sabes. Que estoy aquí solo por ti. Tras dedicarme una sonrisa de complicidad, estiras los brazos y extiendes los dedos. La niebla se disipa. Y amanece, radiante, la música de Bach.

Glenn-Castroguer

Glenn. Alejandro Castroguer. XXXI Premio Jaén de Novela. Ed. Almuzara. 2015. 270 págs.

Posteado por: Concha Huerta | 25/05/2016

En la escalera

– Doña Rosa, ¿qué hace en medio de la escalera?

– Tenía que hacer arriba.

– Pues llama y la ayudo, que son muchos escalones y no queremos que vuelva a resbalarse.

– Tengo que llevarle las gafas a tu padre.

– Ande, vamos a bajar que nos espera el desayuno. Le he preparado torrijas. Ya verá qué ricas.

– Sin gafas no ve el periódico.

– El doctor ha dicho que tiene que desayunar bien para tomarse las medicinas.

– Tu padre me llama.

– Doña Rosa, no se quede ahí parada que va a coger frío.  Ahorita mismo le digo a Julio que suba la caldera.

– Te he dicho mil veces que no bajes corriendo, que las escaleras las pule el diablo.

– Doña Rosa tenemos que salir a las doce y se nos está echando la horita encima.

– Le dije que no necesitábamos tanto piso. Pero él erre que erre, que si Tere se había comprado otra casa, que si estrenaban coche nuevo. Maldito el día en que conoció a ese Fernando. Y los negocios, cosa sucia. No se hace tanto dinero de la noche a la mañana.

– Asegúrese a mi brazo. Un pasito y luego otro. Ya casi estamos.  Ya verá qué bien nos sienta el desayuno.

– Y yo todo el santo día subiendo y bajando escaleras, hasta que se me consuman las fuerzas.

– Le he preparado las torrijas que tanto le gustan, con azucar y canela. Luego nos damos un lavadito y nos ponemos guapas, el vestido gris y los pendientes de perlas, que hoy nos espera el padre Santos para la misa de aniversario. ¿Se acuerda? Ya estamos a veintiocho de enero.

– Y ¿por qué me entretienes en la escalera? ¡No me gusta llegar tarde a misa!

escaleras

Foto: C. Huerta

Posteado por: Concha Huerta | 15/05/2016

La Amiga Estupenda

-Te he traído una novela, La Amiga Estupenda de Elena Ferrante.

-¿La Amiga Estupenda?

-La primera de la saga Dos amigas. Una de esas novelas que no puedes dejar de leer. La pena que me dio terminarla. Menos mal que es la primera de cuatro novelas.

-No sé si tengo paciencia para tanta lectura.

-Lo mismo pensaba yo y ya voy por la tercera. Estoy enganchada a la historia de Elena y Lila, dos amigas que crecen juntas en un barrio pobre de Nápoles en los cincuenta. Una formal y la otra transgresora pero que consigue sacar de la primera lo mejor de sí misma. Y del coro de personajes que las acompañan, tan reales y vivos, deslumbran por la fuerza y la urgencia de sus emociones.

-Lo que tú digas, pero ¡cuatro volúmenes! Solo tengo un rato para leer antes de dormirme y muchos días ni eso.

“En mi vida he hecho muchas cosas, pero nunca convencida; siempre me he sentido un tanto despegada de mis propios actos. En cambio Lila, de pequeña, se caracterizaba por tener una determinación absoluta”“Había algo insostenible en las cosas, en las personas, en los edificios, en las calles, que se volvía aceptable únicamente si se reinventaba todo como en un juego. Sin embargo, era esencial saber jugar y ella y yo, sólo ella y yo, sabíamos hacerlo”. Como ves la prosa de Elena Ferrante tiene mucha fuerza.

-Y ¿Quién es Elena Ferrante? No me suena de nada.

Elena Ferrante es un seudónimo. Sobre la identidad de este autor hay todo tipo de especulaciones, desde autoras italianas a profesores de instituto, lo cierto es que solo su editor la conoce. Este año la han nominado al Man Booker International. Ya veremos si aparece si lo gana.

-Anda déjamela que me has intrigado.

-Ya verás cómo la disfrutas.

la amiga estupenda

La Amiga Estupenda. De Elena Ferrante. Traducción de Celia Filipetto Isicato. Lumen. Barcelona, 2015. 544 páginas.

Posteado por: Concha Huerta | 04/05/2016

People Places and Things

Hablando de teatro, estuvimos en el Wyndham’s Thea tre para ver People, Places and Things. El aforo completo, una suerte encontrar entradas. Todo el mundo quiere ver a Denise Gough,la protagonista, que recibió el premio Laurence Olivier a la mejor actriz de este año.

Y que premio tan merecido. Denise Gough realiza un trabajo increíble, tanto físico como interpretativo, dando vida a Emma, una actriz consumida por las drogas y el alcohol que entra en rehabilitación para intentar controlar su vida. La primera parte se encuentra bajo los efectos de sus adicciones, temblorosa, pasa de una escena de Chejov a una discoteca y después a la clínica, con momentos realmente cómicos.

Un acierto de Duncan McMillan, autor de esta obra que ya cosechó éxitos en 1984 en su estreno. El director Jeremy Herrin contribuye con algunas notas originales como las múltiples Emmas que salen de las paredes, el colchón y los muebles cuando sufre un brote psicótico, y la dirección de Denise Gough en la que se considera la mejor interpretación en la escena londinense desde el Jerusalem de Mark Rylance.

People, Places and Things trata de la seducción de escapar de la realidad. Emma se reinventa a sí misma para intentar desesperadamente llevar una vida normal. La terapia pasa por desvelar su verdadera personalidad pero ella se revela. El proceso resulta doloroso pero al final lo consigue. Como consigue Denise Gough poner en pie a todo el público cuando termina esta interpretación extraordinaria. Una suerte haber podido verla en esta obra.

People-Places-and-Things-

Posteado por: Concha Huerta | 24/04/2016

Shakespeare eterno

Este año he tenido la suerte de estar en Londres mientras se conmemoraba el 400 aniversario de la muerte de William Shakespeare, el autor teatral y poeta más reconocido en las letras británicas, orgullo nacional, el más venerado y estudiado. Y el que más ha inspirado a las artes en los cuatro últimos siglos.

A penas se conocen algunos datos biográficos. La inscripción de nacimiento de un tal William Shakespeare en abril de 1564 en Stratford-Upon-Avon, el registro de su boda con Anna Hathaway en 1583, el nacimiento de su hija Sussana 6 meses más tarde y el de los gemelos dos años más tarde Judith y Hamnet, cuya muerte víctima de la peste a los once años inspirará una de las tragedias más dramáticas de la historia del teatro moderno. Tras la boda se instala en Londres para formar parte de una compañía para la que escribió sus primeras obras que en seguida conectaron con el público isabelino. No han dejado de representarse desde entonces en todo lo largo y ancho de este planeta.

¿Qué tienen las obras de Shakespeare que las hace tan universales? ¿Sus personajes, muchas veces tan solo perfilados?, ¿el argumento, que toma tantas veces prestado de la historia? ¿Su maestría al describir las pasiones humanas?, ¿el dominio de los pentámetros yámbicos y los sonetos en lengua inglesa, a la que regalo miles de palabras nuevas, cuya pronunciación permite conectar inmediatamente con el corazón del público?

Anoche la BBC emitió un especial desde Stratford para conmemorar a hijo predilecto. Una selección de escenas de teatro, las más reconocibles, y ballets, óperas y hasta jazz, inspirados en ellas. Y algunas curiosidades como un Macbeth zulú o japonés. Increíble la cantidad de actores que quisieron participar en este tributo. David Tennant, Benedict Cumberbatch, Sir Ian McKellen y Helen Mirren, por citar algunos.

Y no solo actores. En un momento dado el príncipe de Gales salió al escenario para aconsejar sobre la correcta pronunciación del famoso soliloquio de Hamlet. Aquí si que saben apoyar a la cultura. Y como cierre, la actuación de Judi Dench que volvió a emocionar con su entrañable Titania. Un programa inolvidable para celebrar al bardo de Stratford en su sueño eterno.

_89414397_judi_hamlet_getty

Judi Dench como Hamlet.  (Imagen de la BBC)

Principe Carlos de Inglaterra

El príncipe de Gales opinando sobre la pronunciación del soliloquio de Hamlet (Imagen de la BBC)

william shakespeare

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.123 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: