Posteado por: Concha Huerta | 03/07/2009

Niñas Malas

Tengo entre las manos una cubierta azabache. En el centro pedazos de una foto antigua. Dos  niñas haciendo muecas, ¿hermanas?, una mancha azul, otra sangre. 

Una historia en un jardín recorrido de envidias y palpitos, de niñas que observan extrañadas el devenir de la vida. El  jardín da paso a  pasillos interminables.   Una casa que no es un hogar y una escuela que enseña lo que no ha de saberse.  El descubrimiento del cuerpo. El haz de luz que rompe y lo renueva todo. La envidia.  Los lazos que entretejen la soledad absoluta. La niña se revela y se enquista en el alma de una mujer que perdió  la sonrisa.  Otros tiempos, otras gentes, la incomunicación de siempre. 

 Los ojos saltan de relato en relato en una rueda de  anécdotas que rasgan el alma. El corazón  se puebla  del imaginario de  mi amiga Marta Fernández-Muro, aderezado con la sutil ironía que impregna cada espacio. Tiempo y espacio ondulados por las fantasías arrancadas al sueño. Una mujer se compra un pulpo de compañía y lo suelta en la bañera. ¿Fantasía, deseo? Un imaginario que abarca cada una de las etapas de la vida  y que Marta observa desde una posición privilegiada.  

“Me fui durmiendo y soñé que en salón de la casa estaba mi madre con las manos descansando sobre la falda, que mi padre, a su lado, se fumaba un cigarro y que yo sentada en la alfombra leía un cuento y comprendía todas las palabras sin mirar los dibujos.” Cierro el libro y acaricio las tapas negras sintiendo el rastro de la  imaginación y la fuerza.   

Y el rostro iluminado de Marta al invitarme a la presentación de su primer libro.  Y los trazos ondulados sobre la primera página. Para Concha, la mujer más joven que conozco porque “renace” una y otra vez. Con amor. 

MARTA FERNÁNDEZ-MURO.  Niñas Malas. Ed. Huerga & Fierro. Madrid 2.009

 

niñas malas


Responses

  1. Querida Concha : Es precioso lo que has escrito sobre mí y mi libro. ¿Los textos sobre Barisnikov y el que hablas sobre lo que ves desde la ventana son tuyos? Me parecen muy poéticos y muy bellos. Mil gracias y hablamos.

  2. […] las ambiciones frustradas y los secretos. Como el de la vecina solterona que esconde una auténtica niña mala, soberbiamente interpretada por Marta Fernández Muro que arranca aplausos a mitad del segundo acto. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: