Posteado por: Concha Huerta | 02/08/2009

Té para dos

Las cinco de la tarde. Nos dejamos caer sobre la pequeña butaca del Foyer, frente a una taza de porcelana verde pálido. Atrás quedaron carreras, maletas y aviones. El primer sorbo cálido acaricia el paladar y tamiza el estómago abandonado desde la mañana. El segundo despeja  las sienes, el tercero nos devuelve al cielo.  Las cien orquideas del centro, las columnas y mamparas, al color de  los años veinte.

Carcajadas cristalinas. Murmullos que arrastran eses como un fondo marino. Copas de champan y bandejas vestidas de blanco  circulando entre  las mesas. Pedazos de huertas y granjas atrapados en panes tiernos. La diligencia de  un camarero impecable borra pequeñas dudas y grandes pesares. Otra taza de té. El tiempo se desvanece entre mermeladas y pastas. 

Caballeros y damas de etiqueta, mujeres envueltas en velos y hombres de piel oscura. Muchachas ansiosas y niñas de rizos dorados. Un violín tararea melodías de Cole Porter envueltas en acordes de piano. Madera barnizada  y laca brillante. Texturas de terciopelo, tintineos de cucharillas de plata. Cuatro pasteles perfuman la mesa con texturas tropicales. El té del Claridge’s, una experiencia inolvidable.

Afternoon Tea  en The Foyers. 14:30 a 17:30. Hotel Claridge’s. Londres


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: