Posteado por: Concha Huerta | 06/07/2010

Tormentas de Turner

Tarde de bochorno. El calor encierra a las almas soñolientas entre paneles de brisas mecánicas. La luz se desvanece tras la ventana. Un estruendo anuncia la ansiada  tormenta. La lluvia estalla contra cristales y aceras entre rayos y esperanzas. Tras veinte minutos la calma nos devuelve una ciudad limpia y fresca.

Aprovechamos la última tarde en Madrid para visitar el Prado. Costumbre iniciada el año pasado cuando visitamos la exposición de Sorolla. Encontramos el paseo exultante de hojas nuevas. Qué bonita esta Madrid con estas lluvias. Entramos en  la exposición sin esperas. Pocos saben que permanece abierta las noches veraniegas.

En las paredes, los cuadros de J. L. W. Turner entre los de los maestros que inspiraron sus pinceles: el clasicismo del admirado Claudio de Lorena, las marinas de van Ruisdael, las intimidades de Rembrandt, los interiores de Battista, los paisajes de Constable. Asombra la veneración con que emuló formatos y temas aprehendiendo las esencias de otras épocas.

Los grandes lienzos de su etapa académica en los que recrea los pasajes bíblicos de De Lorena , Tiziano y Poussin. Los interiores de la escuela holandesa, los molinos de viento y las pinceladas cada vez más sueltas que moldean los cielos empastados en blancos y amarillos de Venecia. Esos cielos sublimes entre brumas y nubes de tormenta que le transformaron en un artista único.

Porque Turner libera los fondos con texturas de acuarela elevándolos sobre figuras y escenas desdibujadas y trabaja infinidad de matices en amaneceres y ocasos verdaderos protagonistas de sus telas. Unas telas trasmutadas en manchas modernas que agitan sombras de tormenta sobre aguas revueltas. La genialidad de un gran maestro.

Snow Storm-Steam-Boat off a Harbour’s Mouth. JMW Turner. 1842.

Turner y los Maestros. Museo Nacional del Prado. Edificio Jerónimos. salas A y B. Madrid. Hasta el 19 de septiembre de 2.010


Responses

  1. Impresionante, Concha, al menos a mí, me deja con la boca abierta en estos insufribles días de un calor inaguantable.
    Un besote.

    • Una buena solución es pasar la tarde en las salas frescas del Prado. Un saludo

  2. Yo conocí a Turner hace poco, de tu mano y la de Anne. Justo hoy Letras también cuelga uno de sus cuadros. Me ha encantado. No me canso de observarlos y si maravillan así, a través de una pantalla , no quiero ni pensar el efecto de ver de frente los lienzos. Una vez más Concha, nos acercás no solo la obra, sino el ambiente que la rodea, con tus palabras justas, que nos dejan, como a Piper, con la boca abierta. Un abrazo y gracias.

    • Cuanto me alegra que hayas conocido a este maestro de la luz y las brumas. Y haberte podido acercar mis impresiones ante sus cuadros.
      Un saludo

  3. Me sigue maravillando cómo trabajas con las palabras Concha. He leído la entrada varias veces, las mismas que he comenzado el comentario para borrarlo después. Este es el definitivo.
    Sobre tus habituales descripciones de Madrid ¿qué quieres que te diga? En esta ocasión me has acercado al Paseo de Recoletos, al Paseo del Prado, que son núcleos de mi primera infancia. Gracias.
    Sobre la exposición de Sorolla [he guardado en favoritos en enlace para leerlo con calma en otro momento], salvando el “demasiadas obras” para intentar disfrutar de todas en una sola visita, un lujo que aún recuerdo con emoción especial.
    Sobre Turner ya habrás leído que estoy intentando aprender algo ilusionada con la exposición. Del resto de maestros desconozco casi todo por lo que estoy dispuesta a dejarme sorprender.
    El Prado es un buen destino siempre. Saludos.

    • He disfrutado con cada una de las reflexiones que me has enviado. la verdad es que estos comentarios enriquecen mis experiencias personales. Un lujo contar con tus reflexiones. Un saludo

  4. La tela , el óleo de las tres s de Turner 1842, tiene una trabajo de muchíma calidad , parece una pintura actual, que envidia no visitar esa magnífica exposición, Sorolla, gracias por compartir con tus seguidores.,….. saludos

    • Al menos he podido acercaros sentimientos ante las telas del Prado. Un saludo

  5. Qué evocador tu post y qué simbólico el cuadro que has elegido. ¿Sabes? trataba de imaginarme una lluvia de verano, cuando el calor es achicharrante y se anhela algo de calma al sopor. Acá, aunque los veranos son cálidos, no tenemos esos chaparrones y por este lado, te juro que ni los mencionamos.
    Hoy llueve con un viento de 60 kms/hr. La pintura me hace sentir que no estoy sola en este nubarrón.
    Un abrazo

    • Bellas palabras que describen tormentas de otras tierras. me alegra que esta imagen te acompañe en esta tarde ventosa. Un saludo

  6. Acostumbrado a las lluvias que nos brinda el Sur de Chile, me has hecho viajar con el inicio de tu relato, a mi natal Ciudad, Victoria de Chile.
    Tu relato es de muy buena madera, nostálgico y sureño y muestras con precisas palabras el hermoso arte de Turner.

    Con tu permiso, pondré un link de tu blog en el mío.

    Saludos desde Villarrica_CHILE

    • Cuanto agradezco tus palabras y que desees añadirme a tu blog. En seguida paso por el tuyo. Un saludo

  7. Concha,termino de conocerte y con tu perfecta descripción de la tormenta,he tenido que correr bajo la lluvia y refugiarme en el museo, comprobando la veracidad de tanta emoción y creatividad…
    María Eugenia

    • Espero que la disfrutes. Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: