Posteado por: Concha Huerta | 16/07/2010

Estrellas de Norah

Anochecer en el Parque Marechal Carmona. Caminamos bajo nubes gruesas hasta la hierba del Hipódromo vestida de sillas de madera. Nos acomodamos en los lugares que conseguí hace dos meses cuando anunciaron el programa del festival que este año nos acerca a Norah Jones tras descubrirme el año pasado a Katy Melua.

Norah Jones aparece con un vestido esmeralda en el escenario decorado con visillos gigantes y lámparas tenues. Junto a ella los componentes de la banda recorren la percusión, los teclados y guitarras. Aplausos. La voz de Nora Jones inunda el hipódromo con los temas de The fall, su último álbum, donde experimenta nuevos rítmos. Chasing Pirates, Man of the hour. El cielo se va despejando y descubriendo constelaciones y astros.

I’ll go back to Manhattan, unos acordes acompañan esa voz que añora la ciudad que la descubrió como artista. As if nothing ever happened. Las noches en The Living Room. When I cross that bridge it woul be, la primera oportunidad de actuar en vivo, as if this don’t exist. Dos pantallas gigantes nos descubren sus ojos rasgados, su melena azabache, herencias de su padre hindú, sus labios de niña.

Conocí a Norah Jones cuando arrasó en los Gramys del 2003, llevándose 8 estatuillas. Desde entonces su cuerpo menudo brilla en cada actuación junto a su voz sensual y profunda. Se apagan las luces y se acomoda frente al piano desde el que nos regala las increíbles Don’t know why y Sunrise, que dos mil almas tararean al unísono. Unos momentos cargados de emoción que encienden las entrañas.

Veinte millones de discos vendidos, decenas de premios y una aparición en una película de  Wong Kar-Kai, hacen de Norah Jones una artista única. Una joven de treinta años con una formación musical inusitada. Lo que no podía imaginar es que esa voz que recorre el jazz, el soul y el country impresionara tanto en vivo. Alzo los ojos al cielo y sorprendo a La Osa Mayor inclinada sobre la carpa, tan rendida como yo ante su música.

Foto: M. da Silva

Norah Jones en Cascais Cool Jazz Festival 2010. Con Chris Isaack, Corinne Baily Rrae, Diana Krall. Hipódromo Manuel Possolo. Cascais. Hasta el 29 de Julio.


Responses

  1. Me encanta esta mujer. Y tiene una pinta increíble de ser mejor en directo. Una voz cargada de sensualidad y fuerza.
    Me gustó tu entrada.
    Un besuco!

  2. Una voz increíble al natural. Un concierto magnífico.
    saludos

  3. Que gran oportunidad de ver en vivo a Norah Jones. También la conozco desde su aparición en un sello de jazz, aunque no es propiamente una jazzista ella. Dices bien que camina por varios géneros. Me permito sugerirte a Melodie Gardot y Madeleine Peyroux. saludos

    • Te agradezco tus sugerencias. No conocía a estas artistas. Saludos.

  4. Me gusta esta música que incluye Jazz, como la mùsica afroamericana, esta artista tiene su estilo y no la había escuchado, ahora que la escucho doy un sí a estas melodías que alegran mis oìdos, gracias amiga Concha por ampliar mis gustos y presentarme a tan bella dama, y por sobre todo a este veterano dejo este chocolate para ti.

    • Muchisimas gracias. me alegro mucho que te haya gustado esta gran cantante.
      un saludo

  5. Mucha suerte la tuya. Norah Jones ha estado también en un festival de la Costa Brava, pero me pillaba un poco lejos. También me gusta mucho Diana Krall.
    De Cascais tengo recuerdos ya algo lejanos, invernales, de una visita relámpago que me dejó muy buenas impresiones. Hace poco estuve en Braga y Coimbra. Portugal y los portugueses son encantadores.
    A propósito: enlazo tu blog a TRANSEÚNTE EN POS DEL NORTE.
    Saludos cordiales y que sigas disfrutando de tus vacaciones.

    • Gracias por compartir tus experiencias portuguesas. Yo también te enlazo. Un saludo

  6. Escucho la voz de Norah mientras leo tu entrada. Me confieso nuevamente embrujada. Esta vez la culpa es de ambas.
    Un abrazo

    • Me alegro que hayas disfrutado de la voz de Norah. Un saludo

  7. Nuevas y sorprendentes coincidencias, aparte de Norah Jones, de la que soy fiel seguidor, me ha llamado poderosamente la atención tu gusto por Katy Melua.

    Me cautivo hace ya unos cinco años creo recordar, cuando la descubrí en su primer viaje a Madrid, para presentar creo su disco Call of the search, que realizó ante un pequeñísimo grupo de gente que nos reunimos en los bajos de la estación del AVE de Atocha, no recuerdo bien si por aquel entonces el local se llamaba Ananda.

    Desde aquel momento, en que disfrutamos de su voz, acompañándose únicamente con una guitarra y sentada sobre un taburete, se convirtió en una de mis voces favoritas.

    Que recuerdos me ha hecho evocar tu entrada.

    Un abrazo.

    • Cuanto me alegra esta coincidencia. La voz singular de Katy Melua me acompaña desde que la descubrí en aquel concierto al lado de mi segunda casa. Todo un lujo. Gracias por compartir tus recuerdos de tu descubrimiento de esta gran artista. Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: