Posteado por: Concha Huerta | 09/10/2010

Tras los pasos de Kawabata

En una tarde lluviosa en Kioto, sentado bajo la ventana, observo la lluvia caer y escucho su sonido sosegante.

Es aquí, en Hiragiya, donde recuerdo con añoranza la sensación de tranquilidad que pertenecía al antiguo Japón.

(Yasunari Kawabata).

Habitación de Kawabata en Hiragiya

Como te contaba, estuve en el Ryokan Hiragiya, uno de los más antiguos de Kioto. La construcción toda en madera y paneles de papel que se deslizaban sin ruido. El cuarto tenía una zona de sentarse y un baño privado de cedro. Una de las paredes se abría al jardín interior. El mismo jardín que contemplaba Kawabata desde la habitación de al lado. Los aparatos modernos estaban cubiertos con paños bordados para no quebrar la armonía. No imaginas la sensación de paz que daba. Tras relajarte en el ofuro, el baño tradicional japonés, te envolvías en un yukata a esperar la cena. Después retiraban la mesa y colocaban en su lugar el futón sobre el suelo.

Jardín interior

La comida espectacular. Desayuno tradicional y cena Kaiseki, la alta cocina japonesa. A las siete una señora en kimono se deslizaba por el cuarto y te servía a intervalos once platos exquisitos. Se arrodillaba para abrir y cerrar la puerta y cada vez que servía la mesa. Siempre con la misma cara sonriente, la máxima expresión del omotenashi, la legendaria hospitalidad japonesa. Más que una cena parecía un cuadro. El kaiseki es un arte que combina sabores, texturas y colores de cada alimento, siempre frescos, de estación y locales. Son platos pequeños pero que llenan muchísimo. Daba pena comérselos.

Hiragiya Kaiseki

Aperitivos (sakizuke)

Plato hervido (Nimono-Wan)

Sashimi (Mukouzuke)

De la plancha (yakizakana)

Plato frío (Hiyashimono)

Segundo (Oshinogi)

Verdura hervida con pulpo (Takiawase)

Plato de arroz (Gohan)

Variantes (Kou-No-Mono)

Postre (Mizu-Mono)

Hiragiya Ryokan. Nakahakusancho, Fuyacho Anekoji-agaru, Nakagyo-ku,
Kyoto 604-8094, Japan. Phone:(075)221-1136 Fax:(075)221-1139


Responses

  1. Cada plato es como bien decís un pequeño cuadro. Cuánto conocemos de la mano generosa de quien nos lo acerca. Saludos!

    • Cuanta delicadeza y sabiduría milenaria en la elaboración de estas pequeñas delicias. Merece la pena viajar a Kioto solo para descubrir estos tesoros. Un saludo

  2. Cambio una tarde lluviosa en Madrid por una en Kioto y contemplar mis goteras por contemplar el jardín que contemplaba Kawabata!
    En cuanto a las fotos de los platos tienen el brillo satinado de los bodegones, una belleza.
    Un cordial saludo,

    • Ojala pudiéramos teletrasportarnos a esos parajes mágicos de Kioto. Por lo menos nos quedan las imágenes y experiencias de quienes lo conocieron de primera mano. Compartirlo me pareció el mejor modo de revelarme contra la apatía de una tarde encerrada en casa por el diluvio. Un saludo

  3. ¡Qué delicia de texto y de imágenes, estimada Concha! Una belleza.

    • Me alegra que las hayas disfrutado. Un saludo

  4. Toda una delicia este desfile gastronómico, acompañado de una texto exquisito y con el envoltorio del gran asunari Kawabata. Gracias.
    Saludos.

    • Un capricho para compensar un dia algo gris…

  5. Como sabes não sou apreciador da comida japonesa, mas tenho pena… Toda a sua apresentação e o ritual que implica, encanta-me. Tem muito a ver com a escrita de Kawabata; uma escrita que se lê devagar para não perder as tonalidades. Lê se como quem saboreia. Kawabata não é o Japão de “O senhor da guerra” mas o da neve sobre a flor branca das amendoeiras.

    • Este arte culinario es más de disfrutar con los sentido que una mera satisfacción de las necesidades básicas. La cena se sirvió en una hora larga pausadamente para dar tiempo a disfrutar cada bocado. Leer a Kawabata en estas tardes sombrías ensancha el alma. Que bella referencia haces al arte del nobel japones: nieve sobre la flor blanca del almendro.

  6. Que hermosa sernidad destila tu texto, que ganas de viajar hasta allá y desgustar el arte recogido en un pequeño plato.
    Salut

    • Me alegra contribuir con un poco de calma a esta vida tan ajetreada. Un saludo

  7. no soy amante de la cocina japonesa, pero con esas imagenes me tentaste. muy bueno.
    abrazo.

    • La cocina japonesa es muy variada. Aqui en occidente solo conocemos cuatro tipos y si me apuras el sushi… Un saludo

  8. que tranquilidad trasmite la sola contemplación de la foto de la habitación. Po ella sería capaz de acabar con tantos platillos. saludos

    • Y pensar que Kawabata paso tantas horas entre esas cuatro paredes y escribiendo en esa mesa baja…

  9. Me llevas de tu mano a lo más profundo de la raíz del Japón. Aquel que ni las bombas atómicas fueron capaces de barrer.
    Un placer viajar en tu compañía. Lo he dicho antes, pero no me canso de repetirlo.
    Un abrazo

    • Menos mal que aun se conservan en Japón espacios tradicionales que nos trasladan a otras épocas. Un placer servirte de guía. saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: