Posteado por: Concha Huerta | 05/11/2010

Dulce Halloween

El jueves viendo Mad Men me inspiro por fin para la fiesta de Bea. Revuelvo en el armario y encuentro una falda de vuelo y un jersey ceñido. Le añado un cinturón estrecho, un collar de perlas y un bolso vintage que encontré en un mercadillo de París y voilá, me convierto en una secretaria perfecta de la Sterling Cooper.

A mediodía me acerco a La Bombonera, una de mis direcciones favoritas. Encuentro a Teresa bañando trufas en una laguna de chocolate caliente. Mis glándulas salivares se disparan y aunque no debo, acepto una de muestra. Su textura aterciopelada con ecos de frutos del bosque inunda mi paladar con estallidos sensuales. No en balde cada bombón de Teresa Yagüe es una mezcla de cariño, saber hacer y genio. Me prepara una selección en una de sus grandes cajas doradas. El regalo perfecto para Bea. Me llevo bombones de té verde para Marta, de coco y chocolate blanco para mi madre y una docena de corazones envueltos en celofán para el bolso.

Por la tarde, le enseño a Raquel el moño de la serie y cierro los ojos. Media hora después, cincuenta horquillas y medio bote de laca, descubro en el espejo aquel perfil que arrebató a mi padre cuando mamá estudiaba clásicas. La señora de al lado me asegura que disfraz o no, me favorece muchísimo. Le ofrezco un bombon que agradece con exclamaciones de júbilo, me lanzo a un taxi y vuelo a casa entre gotas de agua. Un té, un poco de rímel, una raya generosa kohl sobre los párpados me transforman en una Audrey Hepburn rubia. El sueño de mi adolescencia. Saboreo el último corazón de chocolate y sonrió. Nunca imaginé que disfrazarse en Halloween resultara tan dulce.

Selección de La Bombonera. Foto: C. Huerta

La Bombonera de Barco 42. Madrid. Telf. 658926931


Responses

  1. Qué dulce, realmente dulce, anécdota.
    Un agrado compartir tu disfraz. Son un clásico muy sentador esos modelos tipo años 50-60. Mi abuelita, costurera, siempre los destacaba.
    Me muero por esos chocolates!!!!!
    Un abrazo

    • Disfrazarse de vez en cuando tiene su gracia. Sobretodo fue curioso verme como aquellas viejas fotos de mi madre.Aunque mi madre era mucho más guapa. Un saludo

  2. Crónica del disfrute de preparación de una fiesta. No soy capaz de apartar los ojos de los bombones y de la delicadeza de su colocación. Gracias por esta dulce entrada.

    Saludos.

    • Pues si la imagen de los bombones te engancha no te digo el sabor y su textura. Poder comprar bombones recién hechos es una maravilla. Si puedes pasarte por barco te esperara una sorpresa. Un dulce saludo

  3. Voy a añadir “Barco” dans mon carnet d´adresses. Solo de pensar en los bombones de té verde se me hace la boca agua!
    Me ha encantado la escena del moño. El perfil de la madre reflejándose en el espejo y a lo lejos Audrey Hepburn escapándose en un taxi. Dos sueños en uno.

    • Seguro que te encantan los bombones de Teresa. Lo de verme con el moño de mi madre fue muy inquietante, la verdad. Es increíble como puede cambiar la percepción que tenemos de nosotros mismos cambiando un simple peinado, y lo que nos parecemos a nuestros progenitores sin saberlo!!. Un saludo

  4. Só foi pena não ter sobrado um bombom para mim. Contentei-me como bolo de chocolate do “Monte Mar” pela companhia que vinha junta! Já vi que a próxima visita a Madrid terá mais um centro de exposições …La Bombonera.
    Porque será que um simples disfarce nos liberta? Estaremos demasiado colados à imagem que temos de nos próprios?
    Um abraço.

    • Quiza tengas razón. A fuerza de vernos en el espejo cada día construimos una careta que pensamos nos protege pero mas bien nos coarta. Un dulce saludo

  5. Querida amiga, muchas gracias, me encanta que me saques en tu blog y la foto quedó muy bien, espero que pases otro día y prometo tener un cava en la nevera para acompañar los bombones.
    Me hubiera encantado verte con ese disfraz y el moño. Un día nos disfrazamos y quedamos en la bombonera en plan 50’s
    Un beso
    Teresa

    • Bombones y champan, que lujo. Cuidado. A ver si al final nos aficionamos y te dejamos sin existencias. A lo de la fiesta en plan 50´s me apunto. Cambiar de generación resulta muy divertido. Un beso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: