Posteado por: Concha Huerta | 08/04/2011

Miami Beach Decó

Almuerzo en una terraza de Ocean Drive. Sol y brisa. A nuestro lado un hombre en una silla mecánica. Una mujer con pamela habla entre sorbos de café. El no le contesta. Un joven se levanta, manipula un tubo que sale de una mochila hasta la garganta y le incorpora. Increíble la mecánica de esta silla americana, capaz de alzar al hombre con un mando a distancia. Estoy tentada de preguntarles el modelo. Ya me gustaría poder sacar así a mi padre.

Terminamos el café y paseamos bajo los toldos frente a la costa del Atlántico. La milla de oro donde nació esta ciudad soleada. Cada edificio nos sorprende con sus líneas modernas que vieron nacer a esta metrópoli en los años treinta. Fachadas a dos tonos, blancas y salmones, neones amarillos, lilas y verdes. Ventanas redondas, fuentes congeladas en bajorrelieves. Un paraíso para los amantes del Art Decó. Mi paraíso.

Cristina nos cuenta que el barrio Decó estuvo abandonado desde los ochenta. Los estucos saltados por el salitre, los neones sin letras. Hasta que un puñado de amantes de la arquitectura acabó por restaurarlo y convertirlo en un tesoro turistico de Miami. El sol de la tarde resalta los colores de frisos y volutas, pequeñas joyas geométricas, con el esplendor de los cincuenta. Un joven alto y rubio sale del Beacon con pasos decididos de quien siente la vida por delante. Me parece reconocer a aquel estudiante de Columbia que abandonó su tierra huyendo de una cárcel franquista. Aquel joven que levantó una familia, mi familia, con el esfuerzo y el tesón de una vida de trabajo. A él y a este barrio Decó recuperado del olvido dedico estas imágenes.

 

Miami Beach Deco. Fotos: M. da Silva y C. Huerta


Responses

  1. Mejor dedicación imposible…, te felicito por ese corazón que siente en su interior cosas muy fuertes, que se perciben a la distancia…, quizás es como caminar por el tiempo…
    Abrazos
    C.

    • El Miami Deco District se ve ahora perfectamente renobado. Y la verdad es que da la sensación de que uno viaja al pasado. Tengo en casa una foto de mi padre adolescente en sus calles animadas, clavado a mi sobrino, cuando le invitaron unos amigos en unas vacaciones desde NY donde estudiaba. A parte de la ropa lo demás esta identico. Que bonito visitar el escenario de ese recuerdo. Un saludo

  2. Una dedicatoria muy bien contada desde el presente, retrocediendo a un pasado de lucha. Preciosas las fotos.
    Un abrazo,

    • Mi abuelo consiguío sacar a mi padre de la carcel con motivo de una amnistia por un partido de futbol. Se lo llevó a Francia y de alli viajó en barco a NY. Al pobre le encarcelaron por sus ideas monárquicas. Eran otros tiempos que ahora parecen muy lejanos. Un saludo

  3. Has retrocedido al pasado, pero te encuentras en un presente, por fortuna, distinto.
    Nostalgias del ayer, promesas de hoy.
    Preciosas fotografías.
    Un abrazo

    • Me alegra que te gusten. Yo personalmente soy una enamorada del Art Decó asi que aqui me siento en el paraíso. Un saludo

  4. Es curioso: se habla menos de los monárquicos encarcelados que de otros, pero bueno, ésa es otra historia, historias del pasado, que ya dejamos atrás.

    Me gustan mucho los Estados Unidos, pero, sin embargo, y, pese a haber tenido la oportunidad de ir, Florida nunca me ha llamado la atención. Sí, sabía lo de los edificios Art Decó , pero aún así seguía sin convencerme. Después de este viaje tuyo, me están entrando ganas de conocer Miami.

    • Gracias por tus palabras. me alegra que nos acompañes en este viaje. Un saludo

  5. Preciosa dedicatoria, se siente el amor que tienes por tu padre…
    Las fotos y el trabajo realizado en el barrio se ven excelentes.
    Un saludo para ti.

    • Gracias Flori por tus palabras. Me parece que es nuestro deber rendir tributo a nuestros mayores. Un saludo

  6. Mi estilo arquitectónico favorito es el Art Decó, y en pintura riñe por el primer puesto con otros. He disfrutado de tu entrada y de tus fotografías, como hubiera disfrutado acompañándote en ese paseo; espero que lo hayas disfrutado por los dos.

    Saludos.

    • Alan ya tenemos algo más en común. Yo soy una apasionada del Art Decó y estas calles del antiguo Miami recien restauradas me parecierón un paraíso. Cuanto me alegra haberlas disfrutado por vosotros. Un saludo

  7. Que suerte que alguien se se preocupara y restauró el barrio para disfrute de mundo. Ojala hubiera más iniciativas como esta.
    Me alegra que pudieras imaginar una parte de tu pasado en un marco tan espéndido.
    Salut

    • Una suerte porque el barrio estaba muy deteriorado. En este caso el milagro se debe a un movimiento pro defensa del Art Deco District liderado por Barbara Capitman. Menos más que aún quedan almas sensibles dispuestas a luchar por nuestros legados. Un saludo

  8. El pasado aún presente en esa avenida del South Beach, y los recuerdos también. Otra vez saludos

    • Que hermoso es poder recuperar un momento de la vida de un padre en este caso inas instantaneas tomadas hace casi sesenta años. Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: