Posteado por: Concha Huerta | 25/04/2011

Círculo mágico

(Este es el segundo relato de una serie inspirada en obras de la exposición Heroínas que se exibe en el Museo Thyssen. El primero fué Habitación de hotel

Me duéle la cabeza. El cuello rígido, los hombros encogidos. Ayer lancé algunos golpes contra el suelo. Demasiado tiempo sin coger los palos. Al anochecer la espalda me reclamaba. Pasé la noche en duermevela, imposible relajarme. Llego encogida a la cita. Me desvisto ente vapores y lámparas ultravioletas. Tamara sonríe. Nada más entrar me pregunta por el juego mientras observa mi cuerpo maltrecho. Primero unas corrientes, luego un regenerador de calor aplicado sobre una crema de clavo y tomillo. Las esencias me despejan el alma y las sienes. Mientras sus manos se deslizan en círculos mágicos por mi espalda los nudos se van deshaciendo hasta que me entra el sueño. Un milagro. Qué suerte conocer a esta druida moderna.

John William Waterhouse. El círculo mágico. 1886

Heroínas. Museo Thyssen –Bornemisza. Fundación Caja Madrid. Hasta el 5 de junio de 2011


Responses

  1. Dear Conchi… Me gustó y me intrigó, por eso tendré que leer la primera parte.
    Saludos

    • Un microrelato inspirado en un cuadro fantástico. A mi me intriga que te intrigue. Un saludo

  2. Es impresionante este cuadro ¿verdad? Estupendo post! J. M. Goicoechea

    • Gracias José Maria por organizar esposiciones tan increíbles. El Thyssen siempre me sorprende!!!

  3. Watherhouse es increíble pintando. Los masajistas modernos son increíbles trabajando, te dejan el cuerpo dispuesto para continuar.
    Un abrazo

    • Desde luego. Y los prerafaelistas tienen ese punto de magia que te transporta a un paraiso de otro tiempo. A mi me resultan de lo más relajantes… Saludos

  4. ¿Por qué parece que todo el mundo me habla de masajes hoy? ¿Será que necesito uno?

    Mira que soy poco de masajes, pero reconozco que… uhmmm… un poquito más por la derecha… así, muy bien… uhmmm…

    Saludos.

    • Alan, si lo sé te envio a mi Tamara. Es una joya… Saludos

  5. La pintura es preciosa y el relato, relajante, como el masaje y el olor de las esencias.
    Un abrazo.

  6. Bueno leer tus letras después de caminar por la montaña…
    Un abrazo

  7. Esos círculos mágicos hubiera necesitado yo hace unos diez días… Ya estoy recuperada, pero he estado días inmovilizada. Un milagrito de ésos me vendría de cine.

    Precioso texto.

    • Cuanto siento que los masages virtuales todavía no estén en prácticas. Si no te habría mandado uno con gusto. Un saludo

  8. MM…qué bien suenan tus palabras Concha. Va a ser cuestión de llamar a Tamara para que me de un masajito de esos y relajarme un poquito que últimamente ando con mucha tensión..jeje
    La imagen..es muy de la època..
    Te dejo un besito dorado

    • Seguro que si la buscas encuentras alguna más cerca. Suerte y saludos

  9. Me encata que la masajista deshaga tus nudos, debe ser una delicia y lo describes en pocas palabras y la veo, la huelo, la siento. Hay unas expreciones que me dejan preguntandome a que se refieren: Ayer lancé algunos unos golpes contra el suelo. Demasiado tiempo sin coger los palos. Si me las puedes aclarar me encantaría saber.
    Saludos!

    • Ana María. “unos” era una errata. Gracias por señalarmelo. Demasiado tiempo sin coger los palos …de golf. Porque estuve en la cama. A veces golpeas el suelo en vez de la bola y te destrozas la espalda. Espero que tus dudas se aclaren. Un saludo

      • Gracias Concha por tu amable respuesta. Te confieso que no había notado la errata, mi pregunta era más por los palos y los golpes. Soy curiosa. Ahora sé que practicas el golf.

    • Pues yo te agradezco que me descubrierras ese error. Siempre se me pasa alguno!!!. No sabes lo que me cuesta leer en la pantalla… Un saludo

  10. El cuadro es realmente inquietante. Ese humo que sale del caldero prácticamente como una columna, vertical, recto. La maga/bruja tiene un rostro extraño, parece masculino. Y la posición de los pies es rara, no? Ler da un movimiento tremendo ya que nos da al mismo tiempo la impresión de estar trazando el círculo y de estar echando algo al fuego (su mano izquierda). Y las fieles aves negras que, por su bien, prefieren permanecer fuera del círculo.

    Las masajistas habrán de beber de ese menunje, supongo.

    Saludos!

    • Un cuadro inquietante y algo místico. Lleno de símbolos. Me gusto como lo interpretas. Saludos

  11. Inquietante el cuadro. Relajante el masaje. Me excuso de mis visitas tan distantes. Ahora me pongo al día.
    Un abrazo

  12. En una brevedad contienes todo un hechizo para sanarte. Nosotros contentos de leerte Rub

  13. […] (Este es el tercer relato de una serie inspirada en obras de la exposición Heroínas que se exibe en el Museo Thyssen. El primero fué Habitación de hotel, el segundo Círculo Mágico)  […]

  14. Muchas gracias Conchi. Es precioso, no me lo merezco. No tengo palabras. Me encanta como escribes y mucho más cuando me introduces en tus magníficos relatos.

    • Es lo mínimo. Si no fuera por tus cuidados no podría viajar tanto ni disfrutar del golf que tanto me gusta. Cada dia agradezco la suerte de haberte conocido. Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: