Posteado por: Concha Huerta | 29/06/2011

Casas de Boston

Me enamore de las casas de Boston, de sus fachadas rojas erosionadas por lluvias y enredaderas, de sus ventanas a tres alturas, testigos de conquistas y revueltas, de los pequeños jardines que embellecen sus puertas. Me pregunto cuantas manos habrán descorrido sus cortinas, cuantos pasos habrán resonado en sus escalones de madera. Cuantas historias encerradas entre sus muros de piedra. Me habría gustado habitar una de ellas, invitar a una tertulia a Paul Revere y John Adams, los padres de América. Estudiar los colores de Whistler y Sargent con Isabella Gardner, la gran mecenas de Boston. Comentar La letra escarlata con Amy Lowell, la editora de Poetry. Un sueño para otra vida.

Casa victoriana de Commonwealth  Avenue. Boston. Foto: C.Huerta


Responses

  1. Tus sueños de reencuentro con maravillosos personajes del ayer, me recuerda a Woody Allen que, de forma magistral, los plasma en su última pelicula.
    ¿Quién no ha soñado alguna vez con una tertulia semejante? Solo, el cine nos ofrece la posibilidad de realizarlos.
    Un abrazo

    • Cuanta razón tienes. me encantaria poder volver al pasado como los personajes de Midnight in Paris. Buena idea de Allen. Saludos

  2. concha
    De Boston ficou-me a ideia de uma cidade onde, ao virar da esquina e ao ver o rio lá em baixo, se imagin
    am antigos barcos veleiros com marinheiros de casacas vermelhas, tricornios e espingardas de baioneta.
    Da cidade alta a grandiosidade da catedral de uma qualquer religião científica ( com todo o respeito, claro) e uma noite na sala de concertos a ouvir a fabulosa orquestra dirigida po Ozawa. DE Harvard a tranquilidade dos verdes prolongada pelos estudantes sentados nas esplanadas dos bares, com um tabuleiro de xadrêz à frente, esperando um parceiro imprevisível que se sentará arrumando as peças ,sem quebrar o sossego do lugar.

    • Me habría encantado pasear contigo por sus calles de piedra. Veo que tus recuerdos son más completos que mi visita. Quiza la próxima vez coincidamos en esta ciudad ribereña. Un saludo

  3. Me temo que pasó la oportunidad de compartir algo con ellos. Por suerte, nos queda lo que ellos compartieron con nosotros, su legado.

    Se me antoja que este sistema de comentarios de los ‘blogs’ tiene mucho de modernas tertulias. Desde luego, es un placer dialogar de esta forma.

    Saludos.

    • Nunca imagine que podría convocar una tertulia en la nube. El milagro de la informática. Saludos desde el nuevo continente

  4. También a mí me ha enamorado la casa. Unos conocidos pasaron un año en Boston, por una beca, y volvieron encantados; no la cambian por Nueva York.

    • Esas fachadas redondas con enredaderas y ventanales abiertos na la calle… Quien me diera visitar por dentro una de ellas. Un saludo

  5. Me pasó lo mismo cuando estuve en Boston. Me enamoré de sus casas y soñé vivir en ellas, más que en ellas, en su evocación poética.
    Un abrazo,

    • Su evocación poética, hasta tus comentarios son bellos Anne, que maravilla

  6. Yo no he estado en Boston, pero supongo que sus casas serán impresionantes. Pero sí te puedo decir que he regresado con muy buen sabor de boca, de las calles de París, sus edificios tan antiguos, sus balcones lleno de flores y sus esquinas tan peculiares. Me he quedado prendada de esta bellisima ciudad. Espero volver algún día.
    Te he traido un regalito


    Un besito dorado para tí.

    • Paris es una maravilla. Boston es más parecido con Dublín, pequeña, accesible. Paris son Palabras mayores. Gracias por el regalo. Un detalle virtual monísimo.

  7. Concha, combinas las fotos, la descripción, la reflexion y de una manera delicada, nos permites entrar en ti. Ahora somo nosotros los que vemos esas casas, esa fachada de ladrillitos rojos, ahora nosotros anhelamos haberlas habitado tambien. Saludos!

    • Gracias Ana Maria por acompañarme en este viaje. Un saludo

  8. Hola Concha, estoy llegando un poco tarde a los comments, pero voy siguiendo todo el recorrido. Es muy interesante revivir ese paseo desde el punto de vista artístico que siempre nos contás. Una linda crónica libre. Saludos!

    • Gracias amigo. Espero que lo disfrutes como yo recordándolo. saludos

  9. Esta mañana he paseado ante las pequeñas mansiones de Longwood, bajo la fina lluvia de Brookline, hasta que mis inconscientes pasos me desviaron por las casitas victorianas de la Avenida Commonwealt, en un largo paseo ajardinado adornado de esculturas de prohombres bostonianos. Luego me he introducido sin prisas en la silenciosa Marlborough para apreciar sus cuidadosos jardincitos delanteros bordeados del ladrillo rojo de las fachadas, con sus banquitos de hierro forjado y sus bicicletas esperando a un lado de la puerta, desembocando en el Public Garden, y apenas resistiéndome a entrar en él, lo he bordeado por Arlington hacia el río Charles, continuando por su rivera ajardinada hasta el puente de la Avenida Cambridge, fin de mi pequeño primer paseo por Boston. El recuerdo del recorrido ha quedado en mi retina esperando que la próxima vez (y habrán más en este mes) pueda llevarme la cámara o el móvil para fotografiar algunos detalles que me han dejado una gratísima impresión. Mañana le tocará a la cercana Cambridge, pasado el tranquilo río que mece a la ciudad.

    • Hermoso recorrido. Cuantos recuerdos… Un saludo

  10. Un abrazo Concha, de un abogado español plácidamente perdido en Boston….

    • Habrás visto por el blog que tambien me paseé por sus calles. Qué buenos recuerdos. Saludos desde Cascais


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: