Posteado por: Concha Huerta | 27/09/2011

Reencuentros

Una llamada. A las seis empujo con fuerza un portal de hierro forjado. Un tramo de escaleras me conduce hasta el hogar de mi infancia. Tras la puerta un abrazo. Mi torso  envuelve la silueta menuda que antaño acunó mis pasos. Saludos. Lágrimas de alegría. Qué bueno es reencontrar la familia tras unas semanas de ausencia.

Pasamos a la salita. Un toque de maquillaje y una nube de laca. Escojo un pañuelo a juego con su chaqueta. Siempre tan coqueta. Revisamos el bolso y el audífono y salimos a la calle. Admiramos rosales y castaños, las aceras nuevas, los escaparates de otoño. Cuánto disfruta paseando por el barrio. De cuando en cuando una palabra se le extravía entre los labios. Se la rescato con una sonrisa.

Transcurre la tarde en las calles de mi infancia hasta que los pasos se le quiebran. Nos sentamos en una terraza. Una joven con delantal rojo aparece con una bandeja de pasteles. Escoge dos tartaletas de limón, sus favoritas. Se acerca una a los labios y la saborea con ojos de niña. En la mesa de al lado, un hombre con la chaqueta castaña observa a una anciana que da cuenta de otro pastelillo. Cruzamos una mirada cómplice. La noche difumina voces y rostros mientras las familias se reencuentran en La Castellana.

Atardecer en La Castellana


Responses

  1. Yo también lo recuerdo todo y la recuerdo siempre alegre y monisima, tal y como describes la escena me hago ilusiones de haber estado merendando con vosotras. Gracias por compartir tu reencuentro. Un abrazo fuerte para las dos.

    • Cuantas veces habremos compartido una de estas mesas de la Castellana, y recorrido las calles de nuestra infancia. Un saludo

  2. Qué bueno poder seguir compartiendo momentos como ése. Un beso.

    • Tras una ausencia uno vive más intensamente sus propias rutinas. un saludo

  3. Qué ternura distillan tus palabras, Concha! La nube de laca, el pañuelo, los pasitos y esta mirada de niña al ver la tarta de limón… una hermosa carta de amor.
    Un abrazo,

    • Gracias Anne por tus palabras, me alegra que te resultaran tiernas las mías. Un saludo

  4. Un post delicado y muy entrañable. Me ha gustado mucho, como a Anne, esa nube de laca y otras cosas más.

    • El sentimiento que me produce ver transformada el roll de hija a madre. Ella me cuido de pequeña, ahora me toca a mí cuidarla en sus últimos años. Un saludo

  5. Nuestros escenarios de la infancia están envueltos en un halo dorado, y siempre lo estarán.

    Saludos.

    • Es curioso como las calles y las fachadas de tu ciudad te pueden devolver a tiempos pasados. Un saludo

  6. Precioso este reencuentro con tu infancia y tu forma de contarlo.
    Un abrazo

    • Gracias Mercedes. Me alegra que te haya gustado. Un saludo

  7. Borges decía: Evidentemente, el talento no surge de un vacío…
    Amiga, que bueno volver siempre a los orígenes, la genética que marca el camino por caminar, nuestra infancia el principio…
    Muy buen post…
    Felicitaciones por escribir estas letras que llegan…
    Un saludo
    C.

    • Muchas gracias por tus palabras que como siempre me llenan de ánimo. La verdad es que necesitaba traducir en letras el sentimiento que me produjo encontrar a mi madre tan frágil y tan risueña. Un saludo

  8. Qué sensibilidad, qué tino el tuyo al pintar la escena… No cabe duda de que también dispones de un buen modelo. Enhorabuena.

    • Una mujer elegante hasta la médula desde luego. Un saludo

  9. Hermosa descripción del puro sentimiento que produce cuidar a quien te cuidó!..eres afortunada! Me ha encantado ; )

    • Los tiempos en la vida a veces se cambian. Caprichos del destino. Un saludo

  10. Que delicadeza se desprende del texto, incluso cariño.
    Hay personas ligadas a nosotros que han hecho que nuestra vida sea más feliz.
    Salut

    • Y cuando el tiempo las vuelve más frágiles es nuestra obligación devolverles los cuidados con cariño. Un saludo

  11. Concha
    aproveita essa companhia enquanto podes e o mais que possas. Um dia fica-nos o sentimento de que poderiamos ter disfrutado muito mais… e já é tarde.

    • Cuanta razón tienes. Nunca es suficiente el tiempo que pasamos con nuestros seres queridos. Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: