Posteado por: Concha Huerta | 30/09/2011

Nocturnos

Vuelvo a casa acalorada, el verano se resiste a abandonarnos. Descanso un momento con las piernas en alto. Al levantarme los muebles danzan sobre ondas marinas. Me recuesto sobre la almohada intentando alejar el fantasma de la nausea y me concentro en el sonido de un piano romántico. María João Pires interpretando un Nocturno de Chopin. El mejor remedio para restaurar el equilibrio.

1836. París, ciudad brillante, segundo hogar del compositor polaco. Clases, conciertos, las tardes con María. La melodía se multiplica en notas que revolotean sobre acordes ascendentes. Qué bien describe el piano las sensaciones de una tarde perdida entre las sábanas. La inquietud, los recelos, la impaciencia. Los acordes se apresuran y estallan en una cascada de sonidos encienden el alma.

Paso la tarde disfrutando de los Nocturnos de Chopin, el genio que interpretaba mazurcas con tres años. Imagino al joven Frédéric vistiendo su frac avellana en el piano de mi sala, rescatado del silencio de los principiantes. El rostro marcado por una tristeza plateada, los dedos ondulando sentimientos sobre las teclas blancas. Y en algún momento, entre compases y arpegios, reencuentro mi lugar en el espacio y el tiempo.

James A M Whistler
Nocturno azul y plata.- Chelsea 1871 © Tate

Fryderyk Chopin. (Zelazowa Pola, Polonia, 1 de marzo de 1810- París, 17 de octubre de 1849)


Responses

  1. Reencontrar su lugar a través de la música, y qué música!, es una expresión muy bella. Este ambiente que recreas y el cuadro de Abbot se mezclan armoniosamente con las Nocturnas de Chopin.
    Un abrazo,

    • Un poco de música para celebrar el otoño. Un saludo

  2. La música de tus palabras ha llegado hasta estas tierras que están del otro lado del mundo…, letras que llegan en una mañana brillante de primavera.
    Gracias por compartir tu música ¡

    • Primavera en tu bella tierra, otoño en la nuestra. La música cruza las fronteras suspendida en una nube de amistad. Un saludo

  3. ¡Qué mejor forma de pasar la tarde que escuchando a Chopin! La atmósfera es perfecta.

    • Es increíble cómo la música puede a veces sosegar los estados de ánimo. La mejor medicina contra el estress. Un saludo

  4. Nada como la música de chopin para dejarse llevar por las emociones. Un beso.

    • A veces necesitamos volver a lo que realmente nos gusta para reencontrar el equilibrio. Un saludo

  5. Si Rafael ( mi marido) tiene acceso al piano de tu sala, es capaz de interpretar lo que le pongan por delante.
    Un abrazo y que se te pase pronto el malestar.

  6. Justo lo que el pobre necesita. Da pena verle ahi siempre tan solitario… Un saludo

  7. Un nocturno para una fresca mañana primaveral en Buenos Aires. El encanto de Chopin trasciende estaciones y hemisferios. Saludos!

    • Quien pudiera ser Chopin y trasladarse a vuestra primavera. Un saludo

  8. Nada como la música para encontrar la armonía. saludos

    • Y en especial la clásica. A mi el piano confieso que me trasporta a otro siglo. Un saludo

  9. Coincido contigo, el piano es especial, único para sacar emociones.

    Saludos.

    • Y tocado por la Pires un éxtasis. Saludos.

  10. La mejor terapia para encontrar un poco de paz y tranquilidad. La melodía de un piano…capaz de trasportarnos en el tiempo e imaginarnos por un momento que lo estamos viviendo.
    Felíz día Concha…más besitos para ti.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: