Posteado por: Concha Huerta | 28/11/2011

Jardín Botánico

Otra mañana de frío. Paseo hasta Neptuno recubierta de lanas. Una columna de abrigos zigzaguea entre fachadas de piedra. Voces y risas caldean la espera con alientos de otras tierras. Dos chicos saltan la acera con patines de acero. Inesperada compañía en un domingo de otoño. Saludo a Murillo y cruzo las verjas del Botánico.

Troncos centenarios se yerguen altivos presumiendo de cortezas. Cada golpe de viento desprende hojas revueltas completando su tapiz dorado. Dos secoyas gigantes vigilan el estanque de aguas consagradas a enamorados de la naturaleza. Compruebo los nombres de las especies, cedrus atlántica glaucahibiscus syriacusthuya plicata, que enamoraron a mi padre hace cuarenta años. Imagino sus manos nudosas anotando reseñas mientras soñaba su propio paraíso en un rincón de la sierra.

En la rosaleda una confusión de varas se prepara para el invierno. Una rosa azafrán desafía al destino acogiendo entre sus pétalos el calor del ensueño. Imagen eterna de belleza clásica. Tiempo en suspenso. Gorgoteo de aguas sobre fuentes de piedra. Alrededor pinceladas rojas y púrpuras desprendidas de sedas japonesas. Humedad, silencio. La silueta de un mirlo picoteando entre la hierba. Salgo empapada de ozono, con el alma encendida de notas de otoño y la mente rebosante de poemas y nostalgias.

Jardín Botánico

Cedro Atlántica Glauca

Arce japonés

Fontín de piedra berroqueña

Rosa Safrano. Fotos: C. Huerta

Real Jardín Botánico de Madrid. Plaza de Murillo, 2. Abierto de 10:00 a 18:00h.


Responses

  1. Y es que ese manto dorado del otoño, se va convirtiendo ya en hojas de escarcha, pues ya notamos cómo se va acercando el crudo inviertno. Bonita y sentida descripción de este lugar tan natural…
    Un beso dorado para ti.

    • Gracias Doradita por tu comentario y visita. Un saludo

  2. Me gusta el fontín de piedra berroqueña. Las fotos, como siempre, son estupendas.

    • Son apenas una pequeña muestra de la maravilla que encierra nuestro Jardín Botánico, siempre hermoso en todas las estaciones.

  3. Lo cierto es que el frío tiene su encanto… si te puedes abrigar. Aquí, además de frío, estamos sumergidos en la niebla.

    Bonita descripción de tu paseo, muy lograda.

    Saludos.

    • La niebla también tiene un cierto encanto, parece sumirnos en un mundo de ensueños. ¿No te parece?

      • Sí, me gusta la niebla moderada, aquella que nos obliga a fijarnos en lo que tenemos más cerca. La niebla densa supone ceguera, y angustia.

  4. Gracias por esta preciosa descripción. Un beso.

    • Gracias a tí Susana por tu visita. Un saludo

  5. Felicidades Concha, esta narración es una de las más bellas que has escrito y además está acompañada de unas preciosas fotografías.
    Me rindo ante tus palabras y tus imágenes, has sabido sacarlas todo el encanto del otoño.
    Un abrazo

    • Muchísimas gracias mercedes, cuanto me animan tus palabras. Un abrazo.

  6. El primer párrafo justificaría la lectura del relato entero, si el resto (que no es el caso) no tuviera su altura. Muy bueno.

    • Gracias Raúl, me alegra que te haya gustado. un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: