Posteado por: Concha Huerta | 05/12/2011

El Hermitage en el Prado

Museo del Prado. Edificio Jerónimos. Pedro el Grande me saluda en la entrada. Joven, esbelto, un visionario que construyó la capital de sus sueños a orillas del Neva. Enfrente Catalina II, la princesa alemana de mirada inteligente que levantó su particular ermita junto al Palacio de Invierno. Jaspes, malaquitas y mármoles decoran las salas que la acercan a la Europa de la que tanto ansiaba formar parte.

Tesoros del Hermitage. Broches recuperados de túmulos escitas. Una diadema helénica de oro y granates. Horquillas chinas, platas indias y un sable persa enfundado en esmeraldas, regalos de las cortes de oriente. Descubro la sonrisa de Catalina ante cada ofrenda de sus admiradores. Carabelas esmeraldas, tabaqueras de zafiros y la delicadeza de unos acianos de esmalte de Fabergé, favorito de la corte rusa.

De la colección europea me quedo con el Caravaggio. La mirada iluminada, los dedos sobre el laúd y el fondo oscuro me trasladan al seiscientos. Imagino a zares y húsares admirando las pinceladas del Greco y del primer Velázquez, curioso su nombre en cirílico. Y los bustos clásicos de Bernini y Canova. El bodegón de Chardin que presidía el despacho de Catalina y los paisajes románticos de Friedrich que tanto admiraba Alejandro II.

En la sala de arriba un lago de Monet que no conocía, jovencitas de Gaugin y un paisaje azul de Cezanne, mi favorito, que los mecenas del diecinueve incorporaron a la colección de los zares. Y la Primavera eterna de Rodin, mármol hecho sentimiento, una maravilla. A la salida una composición de Kandinsky de gran formato, personal visión del diluvio del gran artista ruso.

Salgo a la calle envuelta en niebla y por un momento me parece estar paseando a orillas del Neva.

Peine con escena de batalla. Finales s. v a. c. (escita)

Diadema con nudo de Hercules. s. II a. c. Túmulo de Artiujov.

Tañedor de laúd. Caravaggio. 1595-6

Caída de Hamán. Rembrandt. 1660-65

La Magdalena penitente. Antonio Cánova. h 1808-9

Amanecer en las montañas. Caspar David Friedrich. 1823

El estanque en Montgeron. Claude Monet. 1876

Primavera eterna. Rodin. 1906

Mesita en un café. Pablo Picasso. 1912

Composición VI. Vasily Kandinsky. 1913

Tesoros del Hermitage. Museo del Prado. Hasta el 25 de marzo de 2012. Prorrogada hasta el 8 de abril de 2012.


Responses

  1. Fui la semana pasada a visitar la exposición y me entusiasmo. Me encanto como se han escogido las obras ( ciento cincuenta) para que nos resulte una exposición enciclopédica al igual que el museo que las alberga. Gracias Concha por esas magnificas fotos que nos hacen de síntesis de un montón de obras mas. El peine que muestras es espectacular como aparecen los personajes de espaldas y de frente perfectamente trabajados el el oro. Un abrazo .

    • Me llamo mucho la atención la parte de los tesoros escitas que nunca había visto. un saludo

  2. Una colección para dejar sin aliento. Magnífica. saludos

    • Una suerte poder ver una muestra tan cerca de casa. Un saludo

  3. Espero que esta vez, para variar, pueda ir a verla;no quiero que me pase lo que me ocurrió con la de Rembrandt. En fin, iré, si el camino se despeja de algunos obstáculos. Curiosamente, en mi último post he colgado una escultura de Rodin.

    Bello paseo el tuyo.

    • La escultura de Rodín quita el aliento. Espero que puedas acercarte a ver la exposición. Aun dura hasta marzo. Un saludo

  4. He estado en el Hermitage varias veces, y la colección que alberga es impresionante. Esta muestra del prado no creo que pueda acercarme a verla, pero nunca se sabe. La selección de fotos que nos pones merece la pena.

    Saludos.

    • Que suerte haber conocido in situ los tesoros del Hermitage. la muestra de Madrid es ideal para los que no hayan podido acercarse aun a San Petersburgo. Un saludo

  5. Hola Concha.
    Pues nunca he estado en el Hermitage, pero es bueno saberlo, porque después de esto que relatas y de estas imágenes creo que detrás hay mucha historia y muy interesante.
    Un besito dorado para tí.

    • Me alegra habértelo acercado. un saludo

  6. Iba a acercarme pero, después de tu exhaustivo recorrido, no se si hacerlo.
    Una estupenda explicación con unas preciosas fotografías.
    Un fuerte abrazo

    • Son ciento cincuenta piezas muy escogidas. Si tienes oportunidad merece la pena acercarse. Un saludo

  7. Solo por verla merece la pena coger el AVE, espero poder ir. Por suerte tengo tiempo hasta marzo. Siempre son de agradecer tus comentarios sobre arte, te dan ganas de salir corriendo a ver la exposición.
    Salut

    • Me alegra que te apetezca verla, si te animas luego nos cuentas. Un saludo

  8. Que suerte el poder verla y me alegra al menos poder ver algunas de sus obras a través de tus fotografias. Un buen resumen.
    Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: