Posteado por: Concha Huerta | 02/08/2012

Luna de agosto

Agosto. La casa cubierta de sábanas. Camino de vuelta al aeropuerto. No sé cuantas maletas preparé esta primavera. A veces me parece que vivo como un transeúnte entre ciudades opuestas. Una cosmopolita, inundada de palacios de cristal y gentes sin aliento, otra resguardada de la brisa entre baldosines y adoquines de piedra.

Los sonidos de la metrópoli se desvanecen hasta fundirse con la naturaleza, algún ladrido perdido, dos gaviotas alejándose en el horizonte. El aire limpio y húmedo restaura la piel agrietada por falta de sueño. Al atardecer cita en una terraza. Limonada y caipiriña. Despedidas. Esta vez son los amigos los que preparan las maletas.

Vuelvo a casa bordeando la playa. El mar descansa sus aguas en la marea baja, los últimos rayos del sol se tiñen de naranja. Una esfera brillante asoma su rostro entristecido entre cúmulos furtivos y baña la costa atlántica de lágrimas plateadas. Cuatro años compartiendo juegos y alegrías que desde hoy atesoraré en mis recuerdos. Por un momento la luna de agosto nos regala una sonrisa.

Luna sobre Cascáis. Foto: C. Huerta


Responses

  1. Viajamos nos trasladamos, cambiamos de casa de teraza de amigos, y ella está ahí, como siempre, imperturblable, y a nosotos pobres mortales nos gustaría que ella, la luna, nos tuviera entre sus elegidos.

    • Es un consuelo saber que al menos podemos compartir su belleza desde cualquier rincón de la tierra. Un saludo

  2. Bello texto escribiste amiga, lleno de sensibilidad y de prosa poética. Los avatares de la vida y ella como una diosa en el cielo Gracias por compartirlo un abrazo y un beso Rub

    • Gracias Rub, pero el sentimiento de despedir a una gran amiga me encogió en corazón en esa travesía iluminada por la belleza de la luna. Un saludo

  3. Qué bonito es saber que otra casa nos espera, con otros olores, otros recuerdos, otra medida de tiempo.
    Un abrazo

    • Y otros amigos que de cuando en cuando nos dejan. Un saludo

  4. Una preciosa luna ilumina Cascais y tú iluminas los recuerdos con tus bellas palabras.

    • La luna de agosto apareció imponente sobre Lisboa. No recuerdo haberla visto tan grande en mucho tiempo. Lástima que mi cámara sencilla no pudiera capturarla en todo su esplendor. Un saludo

  5. Yo sí que vivo como un transeúnte y dando gracias a Dios de poder tener un techo bajo el cobijarme. Disfruta de la playa, Concha.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: