Posteado por: Concha Huerta | 06/12/2013

In Memoriam: Nelson Mandela

Hoy hemos perdido a Nelson Mandela. Un gran hombre, un gran líder. Sin duda uno de los personajes más influyentes de este siglo. Me resulta difícil expresar lo que siento ante esta pérdida. Quizá lo mejor será recordar su poema favorito, ese que le ayudó  a sobreponerse en aquellas nueve mil oscuras noches que pasó en cautiverio. Cualquier otro habría sucumbido ante tanta desesperanza, Nelson Mandela, Madiva, no, no solo sobrevivió sino que se forjó como uno de los líderes más emblemáticos de nuestro tiempo, un hombre de convicciones inquebrantable y de una magnificencia absoluta. En palabras de William Ernest Henley él era el amo de su destino, y de tantos otros,  y el capitán de millones de almas que le recordarán en el presente y en el futuro con admiración y respeto.

Nelson-Mandela

Nelson Mandela. 1918- 2013

INVICTUS

Desde la noche que sobre mi se cierne,
negra como su insondable abismo,
agradezco a los dioses si existen
por mi alma invicta.

Caído en las garras de la circunstancia
nadie me vio llorar ni pestañear.
Bajo los golpes del destino
mi cabeza ensangrentada sigue erguida.

Más allá de este lugar de lágrimas e ira
yacen los horrores de la sombra,

pero la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.

No importa cuán estrecho sea el camino,
cuán cargada de castigo la sentencia.
Soy el amo de mi destino;
soy el capitán de mi alma

“INVICTUS”

Out of the night that covers me,
Black as the Pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul. –
In the fell clutch of circumstance
I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed. –
Beyond this place of wrath and tears
Looms but the horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds, and shall find me, unafraid.
It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll,
I am the master of my fate;
I am the captain of my soul.

William Ernest Henley

 


Responses

  1. Hombres como Nelson Mandela son eternos porque aunque su cuerpo nos abandone su espíritu siempre nos acompañará.
    Un Abrazo Concha 😦 .


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: