Posteado por: Concha Huerta | 26/12/2014

26 de diciembre

Paso la Nochebuena al calor de la chimenea entre villancicos y belenes. La familia se completa con Irene y dos nuevos retoños que se esperan para el Año nuevo. De casa de un hermano a la del otro. Este año no cabemos en una sola sala. Brindis y sonrisas. Al menos para mi no fue tanto trabajo. Tomamos algunas imágenes para enviar a los que este año no pudieron acompañarnos, siempre tan presentes.

En Navidad, almuerzo en casa. Tras los cristales sol  y frío. Las calles vacías. La ciudad descansa. Imagino a centenares de niños descubriendo sueños envueltos en papel de plata. Termino mi regalo para M. Una obra de un acto para que la estrene en Glasgow. Una ficción con final inesperado basada en los avatares de nuestra propia familia. Atesoramos tantas historias lejanas y cercanas. Mi primera pieza teatral. Todo un reto.

Hoy al encender el ordenador descubro felicitaciones y mensajes de Paz que me llegan de todos los rincones del mundo. Una maravilla. Todavía me resulta sorprendente que se acuerden de mí tantas amistades virtuales. Os agradezco de corazón vuestros buenos sentimientos. Unos sentimientos que comparto y extiendo a vuestras familias y a todos mis amigos en la nube. Que buenos deseos es lo que más necesita este mundo.

IMG_1138


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: