Posteado por: Concha Huerta | 23/09/2015

Otoño

Y sin darnos cuenta entramos en el otoño. No sé vosotros pero yo no entiendo cómo pasa el tiempo. Parece que fue ayer cuando llegue a Londres cargada de maletas. Aquí la lluvia continúa su ritmo. El verano en Gran Bretaña ha sido más bien otoño-invierno. No me extraña que los británicos ansíen el sol del Mediterráneo. Claro que los parques están repletos de verdes. Y entre tanto verde, algunas hojas comienzan a teñirse de oro.

Paseo bordeando el lago principal del parque Victoria, mi nuevo Retiro, entre cisnes y ánades que comparto con un puñado de londinenses desde que llegue a las 4.00. Alguna madre con niños de rizos dorados, un joven ejercitándose tras una jornada en la City. Dos italianas enfrascadas en conversaciones sobre un tal Gino. Un par de ancianos leyendo tranquilamente en un banco.

Vuelvo sobre mis pasos y apartándome del lago me adentro entre robles y olmos. Sale el sol e inunda de color este parque centenario. Disfruto del silencio, de los trinos. Este parque es un oasis para las aves que revolotean por cada esquina. Las nubes reflejadas en las aguas me recuerdan al Loch Voil en Escocia. El paraíso de naturaleza que visitamos por mi cumpleaños. El Parque Victoria, un regalo de 1844 a los ciudadanos del Este de Londres que yo ahora disfruto.

20150912_163449 (2)

20150912_162542 (2)

20150912_163542

Victoria Park. London. Fotos: C. Huerta


Responses

  1. Mucho ánimo con tu nueva vida, Concha.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: