Posteado por: Concha Huerta | 23/01/2017

Enero, frío, gripe

Tras unos días fantásticos llenos de luz y paseos por la playa, llego la ola de frío a la costa y con ella el malestar y las gripes. Yo aguante bastante bien hasta la semana pasada en que algún amigo o enemigo me regalo uno de esos virus que te dejan sin resuello. Al principio pensé que me había sentado mal la comida, nada que una dieta blanda no pudiera recuperar en un par de días. Al tercer día me di cuenta de que el cuerpo no me respondía. Apenas podía abandonar la cama ni mantener los parpados abiertos. Pase tres días en duermevela. Lo peor viajar en este estado. 55 minutos me parecieron una odisea y los pasillos de la T-4, infinitos. Por no hablar de los 3 grados de una ciudad que parecía un fantasma.

Estamos en invierno. Es normal es que haga frío. Pero a mí el frío no me va nada. Entré por la puerta y me fui directa a la cama. ¿Una noche? ¿Un día? Envuelta en el edredón las horas se difuminan. Sobrevivo a base de caldos y agua. Apenas puedo levantarme. El dolor de cabeza no me deja leer ni escuchar música.  Cierro los ojos y deseo que no me duela nada.

Esta tarde he conseguido levantarme, deshacer un poco la maleta y encender el ordenador. Se me agotaron las fuerzas. Ahora toca caldo de gallina y otra noche inmersa en un sueño profundo. A ver si mis defensas terminen ya con tanto intruso. Espero poder recuperar mis rutinas. Tengo una lista tan larga. Mañana o pasado mañana.

Desde aquí un recuerdo a todos aquellos que como yo han sido víctimas de esta gripe.

t-4

T-4.  Foto: C. Huerta

Posteado por: Concha Huerta | 10/01/2017

Bairro do Avillez

8.30 p.m. Llegamos a la Rua Nova da Trindade dispuestas a probar Bairro, el nuevo espacio del chef José Avillez en el corazón del Chiado, un antiguo convento reconvertido en taberna, restaurante y barra donde además pueden adquirirse algunos de los productos del menú. Encontramos la taberna llena, desde que Bairro abrió en agosto es difícil encontrar mesa. Nosotros tenemos reserva en el Pateo (patio) frente a las cocinas, donde además de disfrutar de la comida se puede admirar al equipo de Avillez al completo.

José Avillez es un icono de la culinaria portuguesa. A sus 37 años cuenta con 2 estrellas Michelin por su restaurante Belcanto, donde presenta “una alta cocina portuguesa, sin tiempo, sin fechas”. Bairro es su sexto espacio en Lisboa, su ciudad natal, y además tiene un restaurante en Oporto y una tienda take-away en Cascais. Ha publicado 4 libros de recetas y en la actualidad colabora con un programa de radio y presenta un programa culinario en el canal SIC Mulher.

La cocina de José Avillez se caracteriza por rescatar las tradiciones portuguesas y darlas un toque nuevo y sorprendente, clave de su éxito junto con su espíritu emprendedor y la voluntad de ir siempre un paso adelante.  “Hace más de 500 años, un pueblo revolucionó el conocimiento sobre el mundo. Movido por la voluntad de conocer y descubrir. Consciente de los riesgos y de las dificultades. Los portugueses partieron de Lisboa en busca de novedades: de nuevos mares, nuevas tierras, nuevos lugares, nuevos pueblos y nuevos productos”.

Comenzamos con unos carabineros a la brasa, muy frescos y unas verduras con un aliño delicado de aceite y finas hierbas. De principales, probamos el arroz de bogavante y buey de mar, caldoso y muy sabroso, y el bacalao “a bras”, envuelto en cebolla y revuelto con huevo y patatas paja, suave y aterciopelado. En el Pateo reinan los pescados y el marisco. Servidos en cazuelas individuales de cobre. Un acierto. Y lo acompañamos con una sangría blanca bien fresca.

De postre probamos un mus de chocolate con helado y virutas de chocolate delicioso, un mus de maracuyá con sorbete de coco de presentación muy original y refrescante y un milhojas de pastel de nata a su manera, original tratamiento del hojaldre típico de Lisboa. Una cena espléndida.

Nos ha gustado mucho Bairro do Avillez. Por su espacio amplio y la decoración diferente, por lo bien que nos han atendido pero sobre todo por unos platos llenos de tradición con los mejores sabores portugueses. Sin duda uno de los mejores restaurantes de Lisboa. Volvemos seguro.

dsc_0134

Bairro do Avillez. Rua Nova de Trindade nº 18. 1200-466 Lisboa.  Tel. 21 583 0290

dsc_0136

Taberna. Bairro do Avillez.

dsc_0148

Arroz de bogavante y buey de mar. Pateo. Bairro do Avillez

dsc_0147

Bacalao “a bras”. Pateo. Bairro do Avillez

dsc_0151

 

Mousse de chocolate. Pateo. Bairro do Avillez. Fotos: C. Huerta

Posteado por: Concha Huerta | 02/01/2017

Comenzando con Dudamel el Año Nuevo.

Este año tuvimos una salida de año espléndida en compañía de amigos frente al Océano Atlántico. Una copa de champagne, fuegos artificiales y baile. Y que no falten las 12 uvas, nunca nos olvidamos de nuestras raíces. El primer día del año tocó descanso. Nuestra máxima aspiración, una butaca frente a la Tv una taza de té bien cargada. Nunca me pierdo el Concierto de Año Nuevo.

Comienza la retransmisión, las puertas del Musikverein se abren y la cámara nos conduce hasta la famosa Sala Dorada donde los afortunados que han conseguido una butaca, hay tanta demanda que se otorgan por sorteo, disfrutan de un concierto único inaugurado en 1931 con piezas de la familia Strauss.

En la batuta Gustavo Dudamel, pletórico y con una enorme sonrisa. Cuentan que cuando el primer violín de la Orquesta Filarmónica de Viena le llamó para ofrecerle el concierto, Dudamel dio un grito de alegría. No me extraña. A sus 35 años, se ha convertido en el maestro más joven en dirigir el Concierto de Año Nuevo. Toda una hazaña.

Las piezas escogidas este año resultan optimistas y alegres, con polkas rápidas y despreocupadas de Johann Strauss hijo y padre y siete piezas que no se habían incluido antes en este concierto. Entre ellas, la polca Pepita, con sus castañuelas, un homenaje de Johann Strauss hijo a la bailarina española Pepita de Oliva que causó furor en la Viena de 1853.

Nos dejamos acunar por sus compases armoniosos, entre imágenes de una Viena imperial poblada de palacios y museos. Dudamel transmite ilusión y alegría. Su rostro me recuerda a un niño travieso jugando con una batuta. Espero que no pierda nunca esa frescura. La orquesta impecable, estrenando diseños de Vivienne Westwood y su marido para conmemorar su 175 aniversario.

Al final no puedo evitar levantarme y danzar al compás del Danubio azul de Johann Strauss hijo. No importa cuántas veces lo escuche, siempre me contagia con su ritmo perfecto. Después toca dar palmas al son de la Marcha Radetzky de Johann Strauss padre, el broche obligatorio de este gran concierto. Y terminar aplaudiendo a Gustavo Dudamel frente a esta gran orquesta. El mejor modo de comenzar el año 2017.

”Vivimos en un tiempo de un poco de caos, pero como, filosóficamente hablando, cada caos tiene un orden”, la música puede ser “una posibilidad de recibir esperanza y belleza para así comenzar un año nuevo”, comentó Dudamel antes del concierto. Cuánta razón tiene.

dudamel-concierto-ano-nuevo-2017

Gustavo Dudamel al frente de la Filarmónica de Viena. Concierto de Año Nuevo 2017. Foto: Ronald Zac.

Si pulsáis en el link en rojo de abajo podréis disfrutar de la Marcha final del concierto. !Feliz Año 2017!

http://www.rtve.es/drmn/embed/video/3851523

Posteado por: Concha Huerta | 28/12/2016

Jardiel en el María Guerrero

Tarde de teatro, llegamos al María Guerrero a las 20.30 para ver el montaje del Centro Dramático Nacional,  Jardiel, un escritor de ida y vuelta. En la primera escena aparece un Jardiel cincuentón y desilusionado ansioso por acabar una comedia para poder pagar los recibos. En un momento aparece Eloísa, que harta de estar “bajo el almendro” y de no aparecer en su famosa comedia le pide que le escriba una precuela.

Del diálogo surge una pregunta. ¿Se puede estar enamorado de un espectro? Y esta será la premisa de Un marido de ida y vuelta, otra comedia genial y alocada en la que el ingenio surrealista de Jardiel brilla entre disfraces, maridos abrumados, lámparas que se encienden solas y hasta un especialista en disfraces que no sabe nada de disfraces pero que quiere un puesto en la compañía de seguros del protagonista.

Pero si no sabe nada de seguros”, comenta una amiga, “Si, pero tampoco sabe nada de disfraces”, contesta la protagonista en uno de los diálogos más delirantes de esta comedia fantástica que nos arrancan carcajadas contínuas. Qué obra tan divertida.

El reparto estupendo. Lucía Quintana borda la esposa frívola descabezada, Jacobo Dicenta como Pepe el marido y futuro espectro. Paco Ochoa muy divertido como el tercero en discordia, con un cierto aire a Hugh Laurie. Sobresalientes Felipe Andrés, como el alocado Filacio y Paco Deniz, el mayordomo perfecto. Y que no falte la dama excéntrica, interpretada por la nieta del autor, todo un lujo.

Entre actos algunos monólogos sobre la vida del autor que sirven para dar el contrapunto a esta comedia tantas veces plagiada en el extranjero, hasta por el mismísimo Noel Coward. No me extraña. Jardiel Poncela era un genio. Y desde luego uno de mis autores favoritos. Una buena apuesta para quien quiera disfrutar de una sesión de carcajadas seguras.

jardiel-un-escritor-de-ida-y-vuelta

Jardiel, un escritor de ida y vuelta. A partir de la obra de Enrique Jardiel Poncela. Versión y dirección, Ernesto Caballero. Teatro María Guerrero. Hasta el 12 de febrero de 2017.

Posteado por: Concha Huerta | 16/12/2016

Navidad mágica.

Ayer pasé la tarde decorando la casa con un toque navideño. Este año me adelante yo para prepararlo todo antes de tu llegada. La alegría que le di a mi madre cuando me vio en la puerta de su casa. Un abrazo, algunas lágrimas. Siempre que vuelvo a Madrid me hace una gran fiesta. La encontré muy animada y más cuando le dije que tú también llegabas la semana próxima.

Por la tarde, ya en casa, desplegué el abeto guardado en una caja larga. Una a una fui colocando sus ramas hasta coronas la punta con una estrella dorada. Luego desembale las bolas blancas, los ángeles y las guirnaldas.  Y como se que te gustan los colores, animé las ramas con rojos y dorados. Rescate las bolas de cristal, tus favoritas, del fondo de otra caja y añadí estrellas de madera brillantes. Un toque luminoso para estos días de lluvia y niebla.

Sobre el Belén una estrella marca el camino de los  Reyes que ahora parece llegaron de Tartessos, y nosotros toda la vida creyendo que llegaron de Oriente, mucho más lejos. No me extraña. De Andalucía solo salen cosas buenas, como mi madre y mi abuela, siempre dispuesta a ayudar con una sonrisa en los labios. Cuantos recuerdos de mi abuela y, también de mi padre. Su presencia estas fiestas se hace más cercana e intensa.

Pinte unas piñas en dorados y las coloque en dos fruteros con ramas frescas de abeto y algunas bolas más pequeñas. Un par de cintas plateadas transformaron los sofás en regalos gigantes. Y para terminar poinsettias de hojas carmesí sobre aparadores y mesas. Cuánta alegría dan sobre las paredes blancas. Sus aromas y colores visten de Navidad el hogar que te espera. Qué ilusión que la Navidad nos devuelva a casa y podamos volver a disfrutar del cariño de nuestros seres queridos.

belen

Con mis mejores deseos para estas Fiestas navideñas.

 

Posteado por: Concha Huerta | 05/12/2016

Perlas de Navidad

Llega la Navidad y con ella la difícil tarea de encontrar un regalo adecuado para cada familiar o amigo. Para mí el mejor regalo es siempre un libro, de viajes, aventuras, leyendas. Siempre se aprende algo y además es uno de los regalos que más tiempo se disfruta. Este año tengo algunos clásicos preparados, Vieja Navidad de Washington Irving y La Perla del Nobel John Steinbeck, dos “perlas” para iluminar estas fiestas.

Editado originalmente en el Libro de apuntes (The Sketch book de Geoffrey Crayon, Gent, 1919,20) donde recoge alguna de sus historias más célebres como La leyenda de Sleepy Hollow o Rip Van Winkle, Vieja Navidad es probablemente el relato que dio la fama a Washington Irving en Europa y una de las fuentes de inspiración de la famosa Canción de Navidad de Charles Dickens, quien probablemente lo leyera de niño. Se trata de un relato nostálgico y humorístico de las celebraciones navideñas en una casa de campo inglesa. Un relato poco conocido en castellano imprescindible en estas fechas.

Cubierta_Vieja Navidad_040716-blanco.indd

Vieja navidad de Washington Irving. Traducción Oscar Mariscal. Ilustraciones de Randolph Caldecott. Editorial El Paseo. 2016.127 págs.

La Perla (The Pearl, 1947) es probablemente la novela corta más famosa de John Steinbeck. Se trata de una metáfora de varios de los problemas que la sociedad actual está viviendo en occidente. Desesperado por no poder pagar el tratamiento contra una picadura de escorpión de su hijo, Kino, un joven pescador se hace a la mar y encuentra una perla gigante. El descubrimiento altera la vida tranquila de la aldea y sobre todo la de Kino y su familia por la codicia y el abuso de quienes controlan sus vidas. La “música del hogar” que llenaba de alegría cada mañana de Kino se verá sustituida por la “música de la perla” y su destino sellado, por la codicia de quienes intentan arrebatársela con engaños y violencia.

la-perla

La Perla de John Steinbeck. Traducción de Horacio Vázquez Rial. Editorial Edhasa. 2002. 144 págs.

Posteado por: Concha Huerta | 29/11/2016

Me llamo Lucy Barton

Quería recomendaros la novela, Me Llamo Lucy Barton, que ha dado a conocer en España a Elizabeth Strout, ganadora del premio Pulitzer en 2009 por Olive Kitteridge, una colección de relatos sobre una mujer, su familia y amigos en la costa de Maine.

Me Llamo Lucy Barton trata sobre la complicada relación entre una madre y su hija a través de unas conversaciones aparentemente banales pero cargadas de sentimientos ocultos. “A mí me dan envidia los hombres porque son capaces de enumerar sus problemas, aunque sea simplificando mucho. En cambio, entre madres e hijas, las tensiones tienen formas infinitas. Cada relación es un problema diferente… Tan fuertes son los lazos y tan fuertes los impulsos por romperlos“.

Lucy es una chica pobre y de campo que, a través de la educación, se ha convertido en una neoyorquina sofisticada de clase media que aspira a ser escritora. Un día enferma e ingresa en el hospital. Al día siguiente despierta y se encuentra junto a la cama con su madre, de la que llevaba años alejada. Lucy y su madre apenas hablan, no saben cómo expresarse el afecto ni cómo penetrar en sus respectivos mundos, pero algo hay que las mantiene unidas. “Lucy ha tenido siempre el anhelo de tener a sus padres. Pero ellos no eran los padres que ella quería y por eso se marchó

Me Llamo Lucy Barton trata sobre madres e hijas, pero también sobre la pobreza y las diferencias entre las clases sociales y el anhelo de construir una propia vida, aunque ello suponga abandonar lo conocido y comenzar de nuevo. “Es una manera muy americana de vivir. Nosotros nos movemos mucho. Gente que se marcha, es eso lo que somos los americanos. No quiero hacer un juicio al respecto porque no hay una manera perfecta de vivir. Pero nosotros, a veces, también tenemos el anhelo de ser como la gente en Europa que se mantiene cerca de sus raíces”

MellamoLucyBarton.jpg

Me Llamo Lucy Barton de Elizabeth Strout. Duomo Editorial. 224 págs.

Posteado por: Concha Huerta | 19/11/2016

The Radical Eye

Una de las exposiciones que más me ha impactado este otoño en Londres es sin duda la de la colección de fotografías de Elton John en el Tate Modern. 200 imágenes que recorren los años 20, 30 y 40 del siglo XX algunas de ellas icónicas que vienen a mostrar un recorrido por las vanguardias de la mano de los mejores fotógrafos.

radical-eye-6

En la entrada retratos modernistas de Man Ray que Elton John ha ido coleccionando durante 25 años. Dora Maar, Matisse y Satie o la icónica Lagrimas de cristal elegida por la Tate Modern como portada de la exposición. Enfrente una muestra de retratos de Irving Penn, como el de Dalí o Gypsy Rose Lee, de la que hace poco vi un musical en el West End.

dora-maar-man-ray-1936

Dora Maar. Man Ray. 1936

La fotografía en los años 20 y 30 comienza a experimentar con luces, formas y movimiento. Encontramos algunos estudios de la figura humana con espectaculares juegos de luces y sombras, como un Desnudo de Edward Weston o el estudio de movimiento de Rudolph Koppitz, de una belleza casi lírica, algunas de mis favoritas sin duda.

nude-edward-weston-1936

Desnudo. Edward Weston, 1936

movement-study-rudolph-koppitz-1925

Estudio de movimiento de Rudolph Koppitz, 1925

Tampoco falta la fotografía como documento. Curiosas las estructuras metálicas de Rodchenko o los caminos desiertos de la América profunda de Walker Evans. Por no hablar de la extraordinaria imagen de una madre de emigrante de Dorothea Lang, de una fuerza que deja sin aliento. Todo un acierto esta exposición que nos acerca a una selección extraordinaria de la historia de la fotografía.

Migrant Mother Dorothea Lange 1936.jpg

Madre de emigrante. Dorothea Lang.1936

The Radical Eye. Fotografías de la colección de Sir Elton John. Tate Museum. Londres. Hasta el 7 de mayo de 2017.

Posteado por: Concha Huerta | 07/11/2016

Mckellen y Stewart en el Wyndham

Quería recomendaros la última obra que hemos visto en Londres. Se trata de No Man’s Land (Tierra de nadie) en el Teatro Wyndham, una de las piezas más famosas del Nobel Harold Pinter.

Me hacía mucha ilusión ver en escena a Ian McKellen y a Patrick Stewart. Dos actores que comparten amistad de toda la vida. Se conocieron estudiando en RSC y desde entonces comparten su pasión por Shakespeare y por el teatro. Participaron juntos en 1977 en Every Good boy deserves favor en Broadway. En 2009 triunfaron con Esperando a Godot de Samuel Beckett y ahora con Tierra de Nadie de Pinter en el Wyndham, en ambos casos dirigidos por Sean Mathias.

Dos escritores de sexagenarios toman la última copa en la mansión de uno de ellos tras haberse encontrado en un pub cercano. Ian McKellen, Spooner, arranca las primeras sonrisas con un atropellado monólogo que borda la ansiedad y las ganas de agradar que imaginara Pinter para su personaje. Patrick Stewart, Hirst, le escucha con paciencia infinita, concentrado en beber sin parar hasta que abandona el cuarto a cuatro patas. El contraste resulta muy cómico, no paramos de reírnos.

A la mañana siguiente, Hirst reaparece muy animado y saluda a Spooner como si fueran amigos de toda la vida, incluso llega a insinuar que tuvo un lío con su mujer en un verano de hacía treinta años. Spooner, agotado tras una noche en el sofá, encerrado en la habitación por el secretario de Hirst, le observa con recelo hasta que se da cuenta de que son imaginaciones de Hirst y decide seguirle el juego.

La comedia tiene un trasfondo dramático. Uno no sabe si en el fondo son un par de masoquistas o si hay algo más entre ellos. Las obras de Pinter están llenas de contrasentidos y secretos. No man’s land, su obra más poética, parece mostrar algunos de los miedos del propio Pinter: el aislamiento de la fama, el miedo a olvidar los propios recuerdos. En cualquier caso, la interpretación brillante de McKellen y Stewart nos hace levantarnos de la butaca y aplaudir a rabiar tras la última escena. Todo un lujo poder ver actuar a estos dos actores soberbios. Una experiencia única.

no-mans-land

No Man’s Land de Harold Pinter. Dirigida por Sean mathias. Con Ian McKellen y Patrick Stewart. Wyndham Theatre. Londres. Hasta el 17 de diciembre de 2016.

Posteado por: Concha Huerta | 02/11/2016

La mentira

31 de octubre, 9 de la noche. El Teatro Maravillas completamente lleno. En el escenario una matrimonio espera a que lleguen los invitados a la cena. Alicia, Natalia Millán, está nerviosa. Le pide a Pablo, Carlos Hipólito, que cancele la cita. Pablo intenta disuadirla con mano izquierda y paciencia, ha abierto dos botellas de vino carísimo y no quiere echar a perderlas. Primeras risas.

Alicia confiesa que vio a Miguel besando a una joven en la calle y que va a tener que contárselo a su mujer en cuanto llegue. Pablo le dice que sería un disparate. Que sería mucho mejor no decirla nada para que no sufra. Alicia le dice que ella no puede soportar las mentiras. Pablo que mentir puede ser un acto de cariño. Cuando finalmente llama para cancelar, suena el timbre de la puerta. Comienza el juego de verdades y mentiras que termina envolviendo a estos cuatro personajes entre las carcajadas del público.

La mentira de Florian Zeller es una comedia divertidísima, un verdadero tratado sobre la vida conyugal con diálogos brillantes. Estrenada esta temporada en el Teatro Edouard VII de París se ha convertido en una obra de referencia en la cartelera parisina. A España llega adaptada por David Serrano y dirigida por Claudio Tolcachir que cuenta con actores estupendos.

Carlos Hipólito ( El Crédito)  y Natalia Millán (Velvet) están que se salen. La pareja de amigos interpretada por Armando del Río y Mapi Sagaseta, tambien muy divertidos. No paramos de reír en la hora y media que dura la comedia. No me extraña que el teatro Maravillas esté lleno hasta la bandera.

la-mentira

La Mentira de Florian Zeller. Teatro Maravillas. Madrid. Hasta el 11 de diciembre de 2016.

« Newer Posts - Older Posts »

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: